El cubo de Rubik

 

El cubo de Rubik es un rompecabezas mecánico tridimensional inventado por el húngaro Erno Rubik en 1974.

Es un juguete mundialmente conocido, pero de todas maneras vamos a describirlo:

Se trata de un cubo compuesto de 26 cubitos que muestra 9 cuadrados en cada cara del cubo. Cada uno de estos cuadrados es de uno de 6 colores uniformes (tradicionalmente blanco, rojo, azul, naranja, verde y amarillo). Un mecanismo de ejes permite a cada uno de estos cuadrados girar independientemente, mezclando así los cubitos y sus colores.

Para resolver el rompecabezas, cada cara debe mostrar los 9 cuadrados del mismo color una vez revueltos aleatoriamente.

¿Y cómo se le ocurrió la idea?

El propósito de Rubik era resolver el problema estructural que suponía construir un mecanismo que permitiera el movimiento de sus partes independientemente sin que el mecanismo entero se desmoronara.

Y no se percató de que había creado un rompecabezas hasta la primera vez que mezcló su nuevo cubo e intentó volverlo a la posición original.

En 1977, el cubo de Rubik se puso a la venta en Budapest y tres años más tarde Ideal Toy Corporation lo exportó desde Hungría al resto del mundo.

Durante los dos primeros años en el mercado, se vendieron más de 100 millones de unidades y el juguete se convirtió en un icono de los 80 en y Rubik se convirtió en el primer millonario del bloque comunista.

 

 

Nota sabionda: Un cubo de Rubik estándar mide 5,7 cm en cada lado, aunque existen variaciones y està considerado, en general, como el juguete más vendido del mundo.

Nota sabionda: El número total de permutaciones posibles en el Cubo de Rubik es de 43.252.003.274.489.856.000 (cuarenta y tres trillones doscientos cincuenta y dos mil tres billones doscientos setenta y cuatro mil cuatrocientos ochenta y nueve millones ochocientos cincuenta y seis mil)

Nota sabionda: Para resolver el cubo se pueden usar algoritmos (secuencia memorizada de movimientos que tiene un efecto deseado en el cubo). Con ellos se definen diferentes métodos para solucionarlo. Puedes ver uno de ellos aquí.

www.sabercurioso.es

El péndulo de Newton

pendulo

Podríamos definirlo como un juguete de escritorio. Un curioso dispositivo basado en un principio físico.

¿Cuál? La ley de conservación de la energía. Que nos dice que la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma.

¿Y cómo funciona ese péndulo?

Está compuesto por un conjunto de péndulos idénticos colocados de manera que las bolas se encuentran perfectamente alineadas horizontalmente y en contacto con sus adyacentes cuando están en reposo. Cada bola está suspendida de un bastidor por medio de dos hilos de igual longitud e inclinados con mismo ángulo en sentidos opuestos para poder restringir el movimiento de las bolas en un mismo plano vertical.

Cuando se separa una de las bolas de un extremo levantándola a una altura determinada para dejarla caer para que choque contra las otras, se observa que la bola que hay al otro extremo se pone en movimiento y alcanza la misma altura que la bola que se soltó inicialmente, mientras el resto de bolas se mantiene en reposo. Luego el movimiento se repite a la inversa y la que se eleva es la que pusimos en movimiento en un principio y vuelta a empezar, hasta que el movimiento se detiene por el rozamiento.

El comportamiento de este movimiento de vaivén puede explicarse aplicando la conservación del momento lineal y de la energía a una secuencia de colisiones elásticas entre bolas vecinas.

La energía potencial que suministramos a la bola al elevarla se convierte en cinética, pasa de una bola a otra por medio de choques elásticos y se vuelve a convertir en potencial cuando la última bola se eleva. En un sistema ideal, el movimiento se perpetuaría, pero en la realidad se pierde energía por rozamiento entre bolas, por vibraciones sonoras y por fricción con el aire circundante, de manera que, poco a poco, el movimiento se detiene.

Veamos un vídeo:

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Nota sabionda: El péndulo de Newton fue producido en 1967 por el actor inglés Simon Prebble. En un principio se vendía una versión en madera en Harrods de Londres y luego se diseñó una versión cromada creada por el escultor y luego director de cine Richard Loncraine.

Nota sabionda: Si se elevan dos bolas, serán las dos bolas últimas las que, a su vez, se eleven, conservando la cantidad de movimiento.

Nota sabionda: Se denomina choque elástico a una colisión entre dos o más cuerpos en la que éstos no sufren deformaciones permanentes durante el impacto. En una colisión elástica se conservan tanto el momento lineal como la energía cinética del sistema, y no hay intercambio de masa entre los cuerpos, que se separan después del choque.

www.sabercurioso.es

Los diamantes en los anillos de compromiso

compromiso2

Aunque la costumbre de entregar un anillo de compromiso durante la ceremonia de petición de mano se inició en la Edad Media, la presencia de un diamante en ellos es mucho más reciente.

Su presencia es debida al ingenio de unos avispados comerciantes. ¿Y qué ocurrió? ¿Y cuándo?

Durante el último cuarto del siglo XIX proliferaron los yacimientos de diamantes en Sudáfrica. La masiva extracción de estas piedras preciosas inundó el mercado, haciendo que los precios cayeran en picado.

Para salvar esta situación, un grupo de empresarios dedicados a la explotación de las minas sudafricanas decidieron unirse en 1888 creando la De Beers Consolidated Mines , compañía que disfrutó, desde su misma fundación, de una posición casi de monopolio.

Desde esta posición dominante intentaron convertir su producto en un producto de consumo a gran escala y se les ocurrió incorporar un diamante en los anillos de compromiso. Por supuesto otros anillos llevaban diamantes, pero su acierto fue el de la finalidad del anillo.

Así que diseñaron campañas publicitarias para crear la necesidad en las novias de un anillo con esta piedra preciosa, símbolo de lo duradero de la relación.

Pero la campaña publicitaria definitiva, la que tuvo tanto éxito que cambió los hábitos de los consumidores e introdujo un nuevo elemento cultural, fue la que en 1947 encargaron a la empresa de publicidad neoyorquina “N. W. Ayer & Son“. Una creativa de la compañía, Mary Frances Gerety, ideó un eslogan que todavía se utiliza en a actualidad.

‘Un diamante es para siempre’ (A diamond is forever)

A ver quién es el guapo que no lo ha escuchado nunca.

Este slogan conjugaba (y aún lo hace) 3 componentes:
-el status social.
-el símbolo del amor.
-la perdurabilidad.

Los anuncios mostraban a gente con glamur y posición social comprando y regalando diamantes, a jóvenes recibiendo exultantes de felicidad sus anillos con diamantes y también transmitían la idea de que el diamante era algo que era para siempre, eterno e indestructible.

 

 

Nota sabionda: Se calcula que el 75% de los anillos de compromiso que se regalan hoy en día llevan incrustado un diamante.

Nota sabionda: En su afán publicitario llegaron a enviar representantes a los colegios y las escuelas de educación secundaria para explicar a las chicas adolescentes el valor de los diamantes.

Nota sabionda: Según la publicación especializada ‘Advertising Age‘, el eslogan ‘Un diamante es para siempre’ fue el mejor y más efectivo mensaje publicitario del siglo XX.

www.sabercurioso.es

Entrada elaborada a partir de la información ofrecida aquí, aquí y en otros sitios más.

¿Puedes ver al oso panda?

¿Cómo generan electricidad las anguilas eléctricas?

La anguila eléctrica, electrophorus electricus, es una especie de la familia Gymnotidae, que puede emitir descargas eléctricas de hasta 600 voltios a partir de un grupo de células especializadas.

Utiliza estas descargas para cazar peces pequeños y para defenderse. También es capaz de genera un campo eléctrico débil a su alrededor para detectar las presas o depredadores cuando lo alteran con su presencia y para comunicarse con otras anguilas.

Pero… ¿cómo lo hace?

Gracias a su sistema nervioso y a unas células llamadas electrocitos.

Los electrocitos son unas células especializadas en forma de discos propias de peces eléctricos y están alineadas en el interior de tubos a lo largo del cuerpo de la anguila, de manera similar a una betería eléctrica.

Pueden tener miles de esas células, produciendo cada una 0,15 V y funcionando en serie.

Las células operan por bombeo positivo de iones sodio y potasio fuera de la célula, vía transporte de proteínas.

Para descargar los electrocitos, las neuronas del núcleo disparador de la anguila eléctrica, liberan acetilcolina, que facilita el flujo de electrones de un electrocito a otro, produciendo así la descarga.

www.sabercurioso.es

Planta rodadora

Una planta estrechamente ligada al género del western.

Clima desértico, sol de justicia, duelo de pistoleros, uno frente otro separados por diez o quince metros, los brazos arqueados, las manos rozando los revólveres, silencio total… y una insolente planta rodadora que atraviesa la escena como si nada fuera con ella.

Pero… ¿por qué rueda la planta rodadora?

Rueda gracias a su peculiar forma esférica y a la acción del viento. Pero… ¿por qué? ¿con qué finalidad?

Estas plantas, también llamadas estepicursores o nubes del desierto son plantas que viven en zonas esteparias o eriales y que crecen sujetas al suelo como los demás arbustos. Pero cuando la planta llega a la madurez, se rompe la unión del tallo a la raíz quedando a merced del viento.

Éste las arrastra de un lugar a otro mientras la planta dispersa sus semillas por donde pasa.

www.sabercurioso.es

¿Cómo funciona el pararrayos?

El pararrayos fue inventado en 1753 por Benjamín Franklin, y su función es atraer a los rayos para proteger de los mismos los alrededores. Pero, ¿cómo funciona?

Veamos primero qué ocurre durante una tormenta.

Las nubes están formadas por vapor de agua. Cuando la temperatura disminuye lo suficiente se forman en su interior pequeños cristales de hielo. Los vientos desarrollados por la tormenta hace que estos cristales de hielo rocen entre sí y la fricción consigue que se carguen electrostáticamente, provocando que los iones negativos se coloquen en la parte baja de la nube y los positivos en la parte superior.

Por otra parte, en tierra firme los iones positivos se sienten atraídos y se orientan hacia la parte superior. Los campos eléctricos producen electrones libres en el aire y éste se ioniza, convirtiéndose en conductor de la electricidad.

Cuando la diferencia de potencial es suficientemente elevada se produce la descarga eléctrica del rayo, que sigue la trayectoria más rápida, la más eficiente. Aquella que sigue un buen conductor y evita a pérdida de energía mediante calor.

Es decir, un rayo “prefiere” impactar en una torre metálica que en un árbol. Y lo de “prefiere” está dicho en el sentido de que la electricidad se siente atraída, por la propia ionización, por un material buen conductor. Y que si impacta en un material aislante, como la madera de un árbol, la corriente lo atravesará debido a la enorme diferencia de potencial, pero produciendo una pérdida de energía en forma de calor, suficiente para evaporar instantáneamente el contenido de agua, quemarlo o partirlo en dos.

El pararrayos es, pues, un elemento conductor de esa corriente al ser metálico y acabar en punta para concentrar la ionización es un punto en lugar de una superficie más amplia.

Se coloca en lo alto el edificio más alto, de manera que proporciona la salida más eficiente para la descarga eléctrica, ya que es mejor conductor que el propio aire y que los edificios circundantes.

Y, mediante unos cables conductores, se conecta a tierra en unas placas de disipan la electricidad. Lo que viene a ser una toma de tierra, vamos.

Y gracias al pararrayos, los rayos que iban a caer en cualquier punto de su cercanía, pudiendo causar estragos, llegan a tierra sin causar daño alguno.

 

 

Nota sabionda: Para saber más sobre el trueno que va asociado al rayo lee ¿Cómo se originan los truenos?

www.sabercurioso.es

¿Cuál es el origen de la calabaza de Halloween?

Halloween es una festividad tradicional del hemisferio norte, que cada vez se hace más popular en todo el mudo.

El All Hallows Eve ‘Víspera de Todos los Santos’ es una antiquísima y tradicional fiesta de origen celta en la que se evocaba a los fallecidos y se celebraba el final de las cosechas.

Pero si alguien nos pregunta por algún elemento de esta fiesta, lo primero que acude a nuestra mente es una calabaza con un rostro humano tallado y una luz en su interior.

¿Y eso por qué? ¿Qué papel juega en todo esto una calabaza?

La famosa calabaza es conocida con el nombre de Jack O’Lantern, ‘Jack Linterna’, y hace referencia a un personaje del folclore irlandés, un granjero tacaño y mentiroso que acostumbraba estafar a sus vecinos.

Según cuentan las historias, cierto día el diablo fue a buscar a Jack con la firme intención de llevarse su alma. Sin embargo, el granjero logró engañarlo en repetidas ocasiones posponiendo la hora en la que el diablo conseguiría su alma. Finalmente, consiguió con engaños y astucias atrapar al diablo, al que liberó tras arrancarle la promesa de que jamás se quedaría con su alma.

La leyenda dice que cuando Jack murió no encontró su lugar en el cielo, por haber sido un pecador, ni en el infierno, ya que el diablo no podía llevarse su alma. Es así como Jack queda errante en la oscuridad eterna, iluminando su camino con una brasa del infierno que nunca dejaría de arder. Una brasa que le regala el diablo a modo de burla y que Jack introduce en un nabo ahuecado construyendo la linterna que le daría nombre.

Y el pueblo celta, muy supersticioso, elaboraba unos rudimentarios farolillos utilizando nabos que se vaciaban y en cuyo interior colocaban una vela, como si de linternas se tratase y los mantenía encendidos toda la noche, con el fin de procurar no hacer enfadar a los espíritus.

Pero cuando los inmigrantes irlandeses llegaron a los Estados Unidos a mediados del siglo XIX, se encontraron con que en esta nueva tierra no se sembraban nabos y ante la imposibilidad de conseguir una cosecha propia a tiempo para poder realizar las primeras celebraciones, echaron mano de la calabaza, un producto de temporada que se cultivaba en todos los Estados Unidos.

Y así fue como la calabaza, con el rostro de Jack tallado y una vela en su interior, se hizo un sitio en esta antigua celebración venida del Viejo continente.

www.sabercurioso.es

Tornados de fuego

¿Un tornado de fuego? ¿Eso existe?

Un tornado de fuego o un remolino de fuego es un raro fenómeno físico.

El fuego —bajo determinadas condiciones— puede formar una columna similar a un tornado tradicional.

La mayoría de estos tornados se originan a partir de incendios forestales, cuando se da lugar a corrientes de aire cálido ascendentes y convergentes que forman vórtices debajo, donde el viento converge con el fuego y la fuerza del giro tira las llamas hacia adentro y hacia arriba.

El aire circundante se recalienta muy rápidamente y asciende, elevando con él las llamas; si el aire caliente gira alrededor con unas corrientes en círculo, puede formar un remolino que resulte en una columna de aire similar a un tornado.

Normalmente alcanzan de 10 a 50 m de alto y unos pocos metro de ancho, y duran solo unos minutos, aunque en ocasiones contienen vientos con velocidades superiores a los 160 km/h persistiendo así por más de 20 minutos.

A continuación un video de un tornado de fuego:

 

Imagen de previsualización de YouTube

www.sabercurioso.es

La anilla de la lata de refresco

lata¿Para qué sirve la anilla de una lata de refresco?

Para abrir la lata, obviamente. Pero tiene una segunda utilidad menos conocida pero también muy útil.

El agujero de la anilla nos ayuda a abrir la lata al introducir la punta de un dedo, pero una vez abierta, uno de los extremos de la anilla queda unido a la lata de tal maneta que permite el giro.

Así podemos girar la anilla hasta hacer coincidir el agujero de ésta con el que hemos abierto en la lata.

¡Y hacer pasar una pajita por ambos agujeros!

Las latas de refrescos pasan por muchos lugares desde la salida de fábrica hasta llegar al consumidor final. Por ello es aconsejable limpiar convenientemente la lata antes de acercarla a los labios o, mejor aún, beber el refresco con pajita.

Claro está que la fuerza del gas se empeña en echarla fuera de la lata, pero aquí se ve la utilidad de la anilla, que mantiene la pajita en su lugar, permitiéndonos disfrutar de nuestro refresco de una forma más higiénica.

¿Sencillo?

Claro, pero… ¿acaso lo sabías?

 

 

Nota sabionda: La anilla, tal como la conocemos actualmente, data de principios de los 80 y se la conoce como stay-tab, pues se queda en el envase facilitando el reciclado.

www.sabercurioso.es



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR