¿Podemos rellenar una botella de agua repetidas veces?

Vamos, como poder… poder, se puede. Pero no se debería hacer si la botella es de plástico.

¿Y eso por qué?

Las botellas de agua (habitualmente de plástico) que se comercializan, están destinada a un único uso y se deben desechar una vez consumido su contenido. El tipo de plástico utilizado así lo aconseja.

Pero es algo habitual volverlas a utilizar rellenándolas de nuevo con agua. Y si has hecho esto alguna vez habrás observado que el agua parece diferente, con un sabor e incluso olor poco agradable. Es entonces cuando se tira.

¿Qué ha ocurrido?

Las botellas están hechas de un tipo de plástico llamado tereftalato de polietileno (PET), un plástico que aunque preserva la calidad del agua embotellada, se va degradando una vez se abre la botella.

Pero mayor incidencia tiene el agua con la que la rellenemos y si tiene cloro o no. Y más aún nuestras propias bacterias, las que tenemos en la boca y en la saliva y que transmitimos a la botella al beber a morro y las que tenemos en la mano y en los dedos y que transmitimos simplemente al desenroscar el tapón.

Todo ello estropea el agua que sabe raro, que huele peor y que puede afectar nuestra salud si la ingerimos.

Así que la respuesta es no. No debemos rellenar una botella de plástico de agua embotellada.

Ahora bien, hay en el mercado botellas, botellines y bidones de plástico para rellenar de agua y reutilizar repetidas veces con su conveniente limpieza entre usos. Pero son de otro tipo de plástico.

¿Y como los distinguimos?

En la base del recipiente hay un símbolo de reciclaje con un número en su interior. El 1 corresponde al PET. El resto de bidones aptos para el relleno muestra un número más elevado.

Para saber más sobre cada número pulsa aquí.

www.sabercurioso.es

Animales con globos

Es fácil ver a algún payaso o a algún animador de fiestas infantiles hacer alguna figura con globos. Un espada, un rudimentario casco, una flor… o un perrito.

Lo del perrito tiene su trabajo: con si hocico, su cola…

Pero lo que no me puedo llegar a imaginar es el trabajo que requiere hacer uno de los siguientes animales. Un trabajo realmente curioso.

2animal

4animal

5animal

7animal

8animal

9animal

10animal

 

Visto aquí.

www.sabercurioso.es

Estereogamas (2)

No es fácil ver un estereograma, de eso puedo dar fe; pero una vez se aprende la técnica es relativamente sencillo.

La idea es desenfocar la vista de la imagen, de manera que al no fijarla en la imagen bidimensional podamos captar la perspectiva, porque si miramos al plano de la imagen directamente, sólo veremos una textura plana.

La imagen virtual se forma cuando los ojos se concentran detrás del plano de la imagen, como si quisiéramos ver a través de ella, con la mirada perdida que se suele decir.

Con un poco de paciencia seguro que puedes ver los siguientes estereogramas:

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver más acerca de su funcionamiento en ¿Cómo funcionan los estereogramas?

www.sabercurioso.es

La cuenta atrás

… nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno, ¡cero!

Siempre que se lanza algún cohete o nave espacial, ya sea en la vida real o en la ficción, se realiza una cuenta atrás.

¿Y por qué? ¿Por qué no se cuenta hacia adelante?

La cuenta podría ser hacia adelante y efectuar el lanzamiento al llegar a cinco, por ejemplo.

¿Y desde cuándo se hace así?

La cuenta atrás de diez a cero usada en el lanzamiento de cohetes fue utilizada por primera vez por el cineasta Fritz Lang (1890-1976) en su película de ciencia ficción Die Frau im Mond, ‘Una mujer en la luna’ en alemán.

Fue estrenada en 1928 y se trata de la última película muda que filmó Lang.

Lang comentaba que “si empezamos a contar a partir de uno, no sabremos cuándo terminar. Pero si empezamos desde diez hacia atrás, todos sabrán que la cuenta acabará en cero. Eso da un dramatismo inusitado a la situación”.

Diseñada como medio para aumentar la tensión dramática, la estrategia de Lang terminó siendo asimilada por los profesionales del medio al que la película representaba y posteriormente universalizada a infinidad de situaciones.

Incluidos, por supuesto, los lanzamientos de naves espaciales.

www.sabercurioso.es

Partes del cuerpo

Orejas, manos, piernas…

Desde pequeños nos enseñan a nombrar las partes de nuestro cuerpo. Pero… ¿seguro que las sabes nombrar todas?

A ver… ¿Cómo se llama esa hendidura que tenemos en la parte superior del labio? Esa que va verticalmente desde la nariz al labio superior? ¿Y cómo se llama el resto del labio superior, ese lugar donde crece el vello que da lugar al bigote?

¿Y cómo se llama la parte interior del codo? ¿Y la de la rodilla?

¿Y cómo se llaman las diferentes partes el cartílago de la oreja?

Bueno, bueno… parece que no sabemos nombrar las partes de nuestro cuerpo tan bien como creíamos. Pero no importa, nunca es tarde.

Vamos a aprender ahora algunos de estos nombres.

Sangría: Parte de la articulación del brazo opuesta al codo.

Hueco poplíteo: Parte posterior de la articulación de la rodilla.

Filtro: Surco en la línea media vertical del labio superior.

Bozo: Parte exterior de la boca, en especial aquella que se recubre de vello en los jóvenes sobre el labio superior antes de nacer la barba.

Maléolo: Protuberancias óseas a ambos lados del tobillo.

Ceño: Espacio que hay entre las cejas.

Esclerótica: Membrana dura, opaca, de color blanquecino, que cubre casi por completo el ojo de los vertebrados. El blanco de los ojos, vamos.

Trago: Prominencia de la oreja, situada delante del conducto auditivo.

www.sabercurioso.es

Curiosidad del idioma japonés


Ilustremos el tema con un enigma:

Un directivo de una empresa debe viajar a Japón para cerrar un importante negocio. Como dispone de varios meses antes de que todo esté preparado, decide tomar clases de japonés para impresionar a sus colegas orientales. Así que contrata a una profesora de japonés y se ponen a trabajar en ello.
Tras cientos de horas de estudio y gracias a su plena dedicación, consigue un muy aceptable nivel de japonés.
Durante las conversaciones de negocios, los japoneses se muestran sorprendidos por su japonés. Sorprendidos y… divertidos.
En efecto, aunque habla muy bien japonés, se ríen de él, incluso hacen comentarios de burla. ¿Por qué?
.
.
.
Veamos la respuesta:

En el idioma japonés existe un alto grado de distinción entre el lenguaje de las mujeres y el de los hombres. Las diferencias de la forma en que mujeres y hombres usan el idioma se puede detectar en niños de tan sólo tres años.

En japonés, la forma de hablar característica de las mujeres se denomina onna kotoba, ‘palabras de mujeres’ o joseigo, ‘lenguaje de mujer’. Utilizan palabras intrínsecamente femeninas, formas más educadas, más suaves en el discurso, más partículas interrogativas y sin palabras irrespetuosas. En general, las palabras y expresiones femeninas denotan una forma de hablar más formal, deferente o suave.

El habla femenina incluye el uso de pronombres personales específicos, la omisión de la cópula da, el uso de partículas al final de frase tales como wa y un uso más frecuente de los prefijos honoríficos o y go.

La forma de hablar característica de los hombres se denomina otokorashii, ‘varonil’. Utilizan menos formas formales y en menos situaciones, usan formas bruscas, hablan en un registro inferior y usan palabras intrínsecamente masculinas.

Los hombres utilizan determinados pronombres personales masculinos, usan el informal da en lugar de la cópula desu, usan partículas masculinas al final de frase como zo, y usan prefijos honoríficos con menos frecuencia que la mujer.

En general, las palabras y expresiones masculinas se consideran rudas, vulgares o duras, mientras que las palabras y expresiones femeninas denotan una forma de hablar más formal, deferente o suave.

Así que un hombre que usa palabras y expresiones femeninas puede ser considerado afeminado, aunque sus frases sean perfectamente correctas desde el punto de vista gramatical.

Y eso es lo que le ha ocurrido al directivo de nuestro enigma. Ha aprendido a hablar de una mujer y, al hablar como tal, ha provocado las risas de sus interlocutores a los que ha hecho gracia oír a un hombre hablando como mujer.

www.sabercurioso.es

¿De verdad son buenas las zanahorias para la vista?

zanahorias

Dicen que comer zanahorias es bueno para la vista. Es una cosa que nos repiten de niños.

Pero, por muchas veces que se repita una cosa, eso no la hace cierta ¿verdad?

Ciertamente las zanahorias son ricas en beta-caroteno, compuesto por dos moléculas de vitamina A, que se metaboliza en vitamina A en las mucosas del intestino delgado y que se almacena en el hígado como retinol.

También es cierto que una deficiencia de vitamina A extrema puede causar ceguera. Sin embargo sólo necesitamos una pequeña cantidad de vitamina A para una buena salud ocular y nuestro organismo elimina el exceso, por lo que aunque la obtengamos en mayores dosis nuestra vista no mejora.

Entonces… ¿dónde se originó esa creencia?

El mito de que las zanahorias son buenas para la vista se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando las Fuerzas Aéreas Reales británicas (RAF) intentaban ocultar el hecho de haber desarrollado un sofisticado sistema de radar aéreo —el Airbone Interception— que utilizaban para derribar a los bombarderos alemanes antes de que alcanzasen el Canal de la Mancha.

Hicieron correr el bulo de que el consumo de zanahorias ayudaba a que sus hombres pudiesen descubrir mucho mejor a los bombarderos nazis durante las operaciones nocturnas y justificar el incremento de los bombarderos nazis abatidos. La prensa británica empezó a publicar sobre algunos pilotos, como el teniente John Cunningham, al que apodaban Ojos de Gato “debido a su extraordinaria visión que le permitía localizar a sus objetivos en la oscuridad”.

Estos bulos calaron pronto en la población civil, que empezó a consumir zanahorias para mejorar su visión durante los apagones. Y de ahí la idea de que las zanahorias mejoran la visión e impiden la ceguera.

 

 

Nota sabionda: El retinol es un componente esencial en la transmisión de las señales nerviosas generadas por los fotones de luz que inciden en las células denominadas bastones y conos que están en la retina. También está relacionada con la formación de las células de la retina, de ahí su nombre.

Nota sabionda: Los conejos no tienen predilección por las zanahorias, se alimentan de una gran variedad de vegetales. Y la parte que más gusta de las zanahorias es el tallo.

www.sabercurioso.es

Entrada elaborada a partir de la información ofrecida aquí, aquí, aquí y en otros sitios más.

¿Por qué distinguimos peor los colores cuanto menos luz hay?

-Vaya cosa. Y si es de noche y no hay ninguna luz encendida, no vemos nada de nada.

Bueno, vale. A lo que me refiero es que cuando la iluminación es más deficiente distinguimos peor los colores. Y en la penumbra todo nos parece de un color homogéneo. ¿Quién no ha oído la expresión “De noche todos los gatos son pardos”? Pues significa nada más y nada menos que eso, que en la penumbra todo nos parece igual, que todo se confunde.

¿Y por qué la luz puede ser suficiente par ver pero no para distinguir los colores?

La luz forma las imágenes en la retina, que está situada en la parte posterior del globo ocular por la parte interna. La retina está compuesta de diferentes tipos de células, algunas de ellas sensibles a la luz.

Y estas células son de diferentes tipos. Fundamentalmente de dos: conos y bastones, llamados así por su forma.

Los bastones detectan principalmente la cantidad de luz, mientras que los conos son sensibles a los colores. Tres tipos de conos, sensibles cada uno a un color primario.

Lo que ocurre es que con una iluminación pobre no obtenemos suficiente información de los conos, por lo que no percibimos los colores. Y con la información recibida de los bastones formamos una imagen en diferentes tonos grisáceos o parduzcos.

www.sabercurioso.es

¿Por qué la mayor parte de un iceberg se mantiene sumergida?

Para que el bloque de hielo se mantenga en equilibrio, es preciso que la fuerza ejercida por el hielo sobre el agua, su peso, iguale a la fuerza que el agua ejerza sobre el hielo.

Según el principio de Arquímedes, el hielo se sumerge de manera que desplaza una cantidad de agua que tiene el mismo peso. Si el agua y el hielo tuvieran la misma densidad, el hielo estaría totalmente sumergido en posición indiferente, sin hundirse y sin sobresalir.

Dado que la densidad del hielo es alrededor de un 10% menor que la del agua, a igualdad de masa el volumen ocupado es mayor. Entonces, para que se dé el equilibrio, el hielo desplaza un volumen menor que el propio, lo que comporta que su punta emerja un poco sobre la superficie del agua.

El hecho de que el hielo sea menos denso que el agua tiene importantes consecuencias para la vida como se puede ver aquí.

www.sabercurioso.es

Cumpleaños, velas, pasteles y deseos

CumpleañosCuando se celebra un aniversario enseguida se asocia a un pastel con sus velas y los soplidos y os deseos.

Pero no siempre fue así.

¿Cuál es la historia que está detrás de todo esto?

Los aniversarios como fecha de celebración del nacimiento estaban reservados en la edad Antigua a las personalidades.

Fueron notables las fastuosas fiestas organizadas por Cleopatra para celebrar el cumpleaños de Marco Antonio en el siglo I según recoge Plutarco. En Egipto y Babilonia se celebraba el cumpleaños de los varones de la realeza, pero era tabú celebrar el de niños y mujeres. Y en Grecia se celebraba tan solo el del cabeza de familia, elaborando un pastel de harina y miel.

Otra cosa eran las deidades. Ya en el siglo III a dC. los devotos de Artemisa la honraban los días seis de cada mes con uno de estos pasteles, redondos como la Luna, en el que encendían velas de cera —pues su luz representaba la del astro— cuya llama se encargaba ella misma de apagar a través de un soplo de aire que descendía de una especie de ventanuco situado en la parte alta del templo.

El Cristianismo consideró la celebración del cumpleaños como un vestigio pagano hasta que la Iglesia cambió de actitud hacia el siglo IV. Posteriormente, en el siglo XII, se comenzaron a registrar los nacimientos en las parroquias europeas y se volvió a celebrar el cumpleaños, ahora ya el de todos.

Ya entonces era parte del ritual el apagar las velas del pastel de un solo soplo con la habitación a oscuras. Y eran velas a las que la creencia folklórica dotaba de una magia especial. Desde antiguo se consideraba que las brujas y demonios no podían obrar maleficio alguno contra aquél que tuviese encendida una vela bendecida, y esta creencia se traslada a las velas del cumpleaños con la idea de protección al homenajeado y con la de atraer la buena suerte.

Así se decora el pastel con tantas velas como años se cumplan —aunque los campesinos germanos añadían una más que representaba la “luz de la vida”— se puede formular un deseo en silencio (en algunos países tres) y al apagarlas de un solo soplo éstos se harán realidad, siempre que, como señala la superstición, no se revelen.

Desear un “feliz cumpleaños” a los amigos y personas queridas era la manera supersticiosa de la sociedad de otorgarles protección. Los ruidos, golpes, cánticos y aplausos —como en otras celebraciones— tienen la misión de ahuyentar a los malos espíritus que pudiesen acudir atraídos por la celebración.

Ahora a puedes celebrar los cumpleaños sabiendo por qué hacemos lo que hacemos.

www.sabercurioso.es

Texto de la entrada cedido por 1de3.es.