Marcas de automóvil

Un logo llamativo en un automóvil es el complemento ideal de una marca de calidad.

Estos logos o marcas van evolucionando y adaptándose a los requerimientos actuales de diseño, pero sin perder su esencia, su origen y su significado.

¿Pero significan algo? ¿Cómo se originaron?

Veamos a continuación una corta historia acerca de algunas famosas marcas:

 

VOLVO

Volvo Car Corporation es una empresa fabricante de automóviles de lujo con sede en Goteborg, Suecia. Fue fundada en 1927 por el ingeniero Gustav Larson y el economista Assar Gabrielsson, de la empresa de rodamientos SKF.

El logo de la empresa ha experimentado diferentes versiones, pero ya incluía desde el inicio uno de los ideogramas más antiguos y comunes de la cultura occidental: el escudo y la lanza de Ares (dios griego de la guerra).

El símbolo también se asimiló a Marte (su homólogo romano) y a los valores que le son propios, como la masculinidad, la fuerza y la resistencia. Razón por la cual pasó a simbolizar el hierro, metal con el que se fabricaban las armas y que también poseía esas cualidades.

Con su inclusión se quería representar los valores de la industria sueca del acero: calidad, resistencia y durabilidad.

En cuanto al nombre, volvo significa ‘rodar’ en latín, así que el logo significaría algo así como “acero rodante”.

 

ALFA ROMEO

Alfa Romeo es una marca italiana de automóviles fundada en 1910 en Milán.

Originalmente el nombre era ALFA, un acrónimo de ‘Anónima Lombarda Fabbrica Automobili’. En 1915 Nicola Romeo adquiere la fábrica y añade su apellido a la marca, que desde entonces será conocida como Alfa Romeo.

La cruz roja sobre fondo blanco es el símbolo de la municipalidad de Milán, y el Biscione, ‘gran culebra’ en italiano, es un símbolo heráldico emblema de la familia Visconti, una histórica e influyente familia milanesa. Representa a una serpiene con cabeza de dragón comiéndose a un niño, aunque algunas versiones afirman que es un sarraceno.

En versiones anteriores del emblema aparecía el nombre de la ciudad de Milano, los nudos de la casa de Saboya, e incluso una corona de laurel de metal repujado para celebrar la victoria Campeonato Automovilístico Mundial de 1925.

 

AUDI

August Horch (1868-1951) —uno de los pioneros de la industria automovilística alemana— fundó en 1909 la Horch Automobil Werke, ‘fábrica de automóviles Horch’.

Su nombre ya formaba parte de una compañía anterior (la A Horch y Cía fundada en 1899) por lo que se inició una disputa legal por el nombre. Comoquiera que perdió, se vio obligado a cambiar el nombre de la nueva, y el escogido fue Audi, que es la traducción al latín del vocablo alemán Horch con el significado de ‘escucha’ (2ª pers. imperativo v. escuchar).

Audi pasó a formar parte del grupo DKW en 1928 y se incorporó a Auto Unión AG en 1932, junto con la Horch y la Wanderer.

Y es eso precisamente lo que simboliza su logo: la fusión de Audi, DKW, Horch y Wanderer, empresas que constituyen la raíz de lo que hoy es AUDI AG.

 

BMW

BMW significa Bayerische Motoren Werke, ‘fábrica de motores de Baviera’ en alemán.

Sus antecedentes los encontramos en la BFW, Bayerische Flugzeug Werke, ‘fábrica de aviones de Baviera’. Fundada en 1916, construye motores para la aviación de guerra hasta 1918. Es en 1922 cuando es adquirida por BMW, para fabricar motores de motocicleta en 1923 y, cinco años más tarde, de coche.

Por ello el logo simboliza una hélice de avión girando, en alusión a los orígenes aeronáuticos de la firma.

En cuanto a los colores blanco y azul, éstos se corresponden con los de la bandera del estado de Baviera.

www.sabercurioso.es

Texto de la entrada cedido por 1de3.es.

El gato negro y la superstición

Dicen que los gatos negros dan mala suerte, dicen que si uno se cruza en tu camino es señal de mal agüero, dicen… en realidad se dicen muchas cosas.

Esta creencia supersticiosa tiene un curioso origen, que veremos a continuación. Hagamos un poco de historia.

El gato estaba muy bien considerado en la Edad Antigua. Textos de más de dos mil años de antiguedad hablan del papel de estos felinos en las diferentes civilizaciones de la época.

En Egipto se le tenía en muy alta estima por su porte, su carácter independiente y altivo, su habilidad para la supervivencia, y sus dotes como cazador. Y fue esta habilidad del gato como cazador de ratones la que hizo que, alrededor del año 3000 a.C.,comenzase el proceso de domesticación del animal por parte de la cultura egipcia.

Su gran utilidad para mantener los silos de grano limpios de roedores —grano que de otra manera se habría malogrado— junto a otras cualidades, contribuyó a que la religión egipcia le incluyera entre sus símbolos sagrados y se le considerara como reencarnación de los dioses. La belleza del animal sirvió para que la diosa Bastet, —guardiana del hogar, defensora de los hijos y representante de la dulzura maternal y la abundancia— fuese representada con cabeza de gato.

Fue tal la adaptación del gato a la vida cotidiana de los egipcios, que su muerte era motivo de duelo familiar; Herodoto, en Los nueve libros de la Historia, manifiesta que los moradores de la casa se rapaban las cejas en señal de duelo. Tras su muerte, su cuerpo se embalsamaba y momificaba en locales sagrados, y en el lugar de su enterramiento se colocaba junto a ellos ratones embalsamados. En 1890 fueron halladas en la ciudad de Bubastis amplias necrópolis con más de 300.000 momias de gatos.

La pena de muerte era el castigo para quien matase a un gato. Diodoro de Sicilia —historiador del siglo I a.C.— asegura haber visto en Egipto asesinar a un pobre infeliz por haber dado muerte a un gato.

Los griegos introdujeros su uso como animal domesticado en Europa y asimilaron la diosa Bastet a su diosa Artemisa, afirmando que ésta había creado al gato para ridiculizar a su hermano Apolo. Los celtas creían que los ojos de los gatos eran las puertas de entrada al reino de las hadas. En Japón se les utilizaba para proteger los manuscritos sagrados en las pagodas de la voracidad de los ratones. Se dice que el filósofo chino Confucio tenía un gato como animal de compañía y que el profeta Mahoma, en pleno sigloVII, gustaba de predicar con uno en sus brazos.

El gato gozó de ese status divino hasta que la Iglesia Católica, hacia mediados del siglo XIII, inició una persecución contra ellos al considerarlos como símbolo del diablo y sirvientes de las brujas. Ocurre que el gato estaba presente en multitud de ritos y creencias paganas que había que erradicar y, por ello, se magnificaron los aspectos negativos del animal: puede ver en la oscuridad, es esquivo e independiente, despiadado cazador, con innata tendencia al robo, gusta de la noche, pupila vertical…

Incluso el Papa Clemente, cuando decidió acabar con la Orden de los Caballeros Templarios en el siglo XIV, les acusó de homosexualidad y de adorar al demonio en forma de gato.

Pero ése no fue el único motivo, también tuvo un gran peso el hecho de su excesiva proliferación en las ciudades, lo que suponía un incordio. Los gatos callejeros, alimentados por ancianas solitarias, pululaban por doquier y muchos vieron en ello algo diabólico, lo que se agravaba si el gato era negro y de pelaje corto. También se decía que las brujas se transformaban en enormes gatos negros; así se dijo en Salem, en la colonia inglesa de América del Norte.

Todo ello hizo que un animal que había gozado de gran prestigio pasase a ser considerado un animal despreciable. La consideración de animal de mal agüero, hizo que se diera muerte a miles de gatos y, el aniquilamiento fue de tal magnitud que, cuando la peste negra azotó Europa en el siglo XIV, causando más de veinticinco millones de muertos, apenas sí quedaban ejemplares para luchar contra las ratas, principales propagadores de la enfermedad. Y sin ninguna duda, la plaga fue tan devastadora debido al desenfrenado exterminio de los gatos. La Iglesia alentó de tal forma la persecución de estos animales, que llegó a convertirse en espectáculo la quema de estos pobres felinos en las hogueras de la noche de San Juan.

En Francia, durante el reinado de Luis XIII era tan frecuente este tipo de barbaridades que el rey tuvo que poner fin a la matanza de gatos negros. En el año 1400, la especie estuvo a punto de extinguirse en Europa. Su existencia se reivindica a partir del siglo XVII debido a su habilidad para la caza de ratas, causantes de tan temibles y desoladoras plagas en el pasado.

En los años posteriores, el gato vuelve a conquistar parte de su antiguo prestigio.

www.sabercurioso.es

Texto de la entrada cedido por 1de3.es.

¿Por qué las huchas tienen forma de cerdito?

Bueno, las hay de múltiples formas, claro. Pero la hucha en forma de cerdito es un clásico.

Pero… ¿por qué es un clásico?

El motivo de la costumbre de hacer huchas con la forma de cerdo es que el cerdo es considerado un símbolo de abundancia y prosperidad, debido al total aprovechamiento del animal. Desde el morro hasta la cola, desde las orejas hasta las pezuñas.

Antes de la Revolución Industrial, las familias más pobres del continente europeo, acostumbraban a reservar un cerdo de la camada para venderlo en caso de necesidad económica. Un animal del que podían obtener un buen precio. Una garantía de futuro.

Y así, poco a poco, este concepto de ahorro cobró popularidad entre las familias campesinas.

Y de ahí que las primeras huchas cobrasen la forma de este animal como símbolo de ahorro. Una tradición que se ha mantenido hasta nuestros días.

 

 

Nota sabionda: El cerdo también se le llama ‘marrano’, un término que procede del árabe moharrana con el significado de ‘cosa prohibida’, y por ello se designaban así a la carne de cerdo, prohibida para los musulmanes.

¿Cómo funciona el higrómetro del fraile?

Un higrómetro es un instrumento utilizado para medir la humedad del aire o de algún gas.

Hay varios tipos de higrómetros según el método utilizado para medir la humedad.

Hay higrómetros de condensación, de absorción, eléctricos…

El higrómetro que nos ocupa es el higrómetro de cabello; un aparto casero que basa su funcionamiento en la variación de longitud que experimenta un cabello al ganar o perder humedad del ambiente.

El simpático fraile nos señala el tiempo que hace con un puntero.

Este brazo móvil varía su posición gracias a un cabello o a un pequeño mechón de cabellos pegados a una banda elástica.

Cuando hay mucha humedad en el ambiente por lluvia o previo a la misma, el cabello absorbe esa humedad y aumenta su longitud haciendo que el brazo se mueva. Si por el contrario el ambiente es seco, el cabello se contrae, tira de la goma elástica y el brazo se mueve en la otra dirección.

Sencillo ¿no? Sencillo y efectivo.

 

 

Nota sabionda: El cabello rubio es más sensible a la humedad y experimenta mayores cambios en su longitud.

www.sabercurioso.es

¿Es lo mismo un asesinato que un homicidio?

No. En términos jurídicos son cosas diferentes aunque el resultado sea el mismo: causar la muerte a una persona.

Y debido a esa diferencia, las penas impuestas en uno u otro supuesto son diferentes.

Pero… ¿en qué se diferencian?

Se considera asesinato cuando una persona causa la muerte de otra y lo hace bajo alguno de los tres supuestos siguientes o con una combinación de ellos.

-alevosía
-ensañamiento
-concurrencia de precio

Alevosía es la cautela para asegurar la comisión de un delito contra las personas, sin riesgo para el delincuente, ya sea a traición o cuando la víctima no va a poder defenderse.

Ensañamiento es un aumento deliberado e inhumano del sufrimiento de la víctima

Y la concurrencia de precio se da cuando el crimen se comete a cambio de una retribución económica o material.

En cambio, se considera homicidio cuando una persona causa la muerte a otra, pero en el crimen no concurre ninguna de las tres circunstancias anteriores.

Hay diferentes tipos de homicidio dependiendo de las circunstancias:

-involuntario si no hubo intención manifiesta (atropello, accidente..)
-negligente si se incurre en descuido o falta de aplicación en el desempeño laboral (fallo médico, falta de elementos de seguridad…)
-imprudente si está causado por una falta de sensatez o buen juicio (incendio por falta de prudencia…)

www.sabercurioso.es

¿Cuál es el origen y significado del poste del barbero?

Seguro que has visto en alguna ocasión alguna barbería o peluquería masculina con ese poste junto a la entrada. Sobretodo si tiene algunos años de antigüedad.

Este tradicional poste de barbería tiene su origen en la Edad media.

En esa época, el trabajo del barbero no se limitaba a rasurar barbas y cortar cabellos. También realizaban extracciones dentales, llevaban a cabo sangrías y realizaban cirugías de poca envergadura.

Durante las sangrías, los pacientes sujetaban un poste para facilitar la salida de la sangre, que fluía por el palo hasta una palangana situada en la base. Y al terminar su trabajo los barberos enrollaban las gasas ensangrentadas en los postes para ponerlas a secar.

Y lo hacían de manera ostentosa para anunciar su actividad. Así, la población, en su mayoría analfabeta, al ver los postes blancos con esas bandas rojas enrolladas de esa manera, sabían que había un cirujano barbero.

El color azul apareció mas tarde.

En 1745 en Inglaterra hubo una escisión en el Venerable Gremio de Barberos (fundado en 1308) creándose la Sociedad de Cirujanos, que acabó por convertirse en 1800 en el Real Colegio de Cirujanos.

Así se separaron ambas profesiones. Y para distinguirse unos de otros se acordó utilizar el blanco y el rojo para el símbolo del recién creado Colegio de Cirujanos, y añadir el color azul al de los barberos.

www.sabercurioso.es

¿Por qué hay cipreses en los cementerios?

Los árboles que hay plantados en los camposantos del ámbito mediterráneo son cipreses.

¿Por qué? ¿Por qué no se plantan pinos o naranjos o cualquier otro tipo de árbol?

Pues, como se podría imaginar hay una razón, o varias relacionadas.

El ciprés es un árbol alto, frondoso y longevo, de hoja perenne, de un color verde oscuro y que no necesita cuidado especial alguno. Soporta bien los cambios bruscos de temperatura y mantiene la misma forma estilizada y solemne.

Debido a su gran altura y al hecho de que se plantan en hileras y junto a los muros el cementerio, resguardan del viento al recinto manteniendo todo en calma.

Además su raíces crecen en sentido vertical, adentrándose en el subsuelo, y no de manera horizontal. Así no existe la posibilidad de que éstas destrocen el pavimento, las lápidas o los ornamentos fúnebres.

La costumbre de plantar cipreses en los cementerios viene de antiguo. Tanto griegos como romanos lo hacían y desarrollaron toda una simbología alrededor del ciprés y la muerte.

Su hoja perenne le da un aire inmutable y eterno y su forma estilizada hacia el cielo, como una lanza, parece indicar el camino a las almas de los difuntos. Además sus raíces se adentran profundamente en el subsuelo, por lo que se relacionó al ciprés con el culto al inframundo.

Este aspecto espiritual del ciprés que ha perdurado a lo largo de los siglos, queda patente en la mitología clásica, que recoge el relato de Cipariso, un joven muchacho hijo de Télefo, descendiente de Heracles, que fue uno de los amantes del dios Apolo.

Según el mito, Apolo regaló a Cipariso una jabalina para cazar, pero por error el muchacho mató a su ciervo domesticado, un hermoso animal con astas de oro y guirnaldas de piedras preciosas. Tanto fue su duelo y dolor que pidió al dios Apolo que le permitiera llorarlo para siempre. El dios aceptó su súplica y lo convirtió en ciprés, árbol al que se relacionaría con el duelo y el dolor por los seres queridos.

www.sabercurioso.es

¿Por qué los animales carroñeros no enferman al comer carne putrefacta?

Los animales carroñeros o necrófagos son aquellos que se alimentan de cadáveres. Y no les pasa nada.

En cambio los humanos enfermaríamos al comer carne podrida. ¿Cómo es eso?

Algunos animales como el buitre, el cóndor, el alimoche o el escarabajo carroñero, basan su dieta en comer carne muerta. Otros como el león, la hiena, el mapache, el cocodrilo, el tiburón o el oso, por poner algunos ejemplos, lo hacen ocasionalmente cuando la caza no ha sido buena.

Pero, ¿por qué pueden estos animales comer carne muerta sin enfermar y otros, entre los que se encuentran los humanos, sí que lo harían?

Pues porque estos animales están preparados orgánicamente para alimentarse de carroña, ya que están dotados de unos poderosos jugos gástricos capaces de destruir las bacteria y demás microorganismos presentes en la carne putrefacta, antes de que puedan causarles ningún daño.

En su momento, nuestros ancestros también fueron capaces de comer carne cruda y carroña sin que les ocurriera nada, gracias también a la fortaleza de sus sistema digestivo.

Ocurre que, con el paso de los años y merced a comer alimentos cocinados, nuestros jugos gástricos han evolucionado hacia un menor poder de corrosión. Y aunque siguen siendo muy potentes y pueden con el vidrio, plástico e incluso metal, ya no están preparados para ingerir alimentos que contengan altos niveles de bacterias y otros patógenos.

Así que enfermaríamos al contraer infecciones por E. Coli, salmonella u otras.

www.sabercurioso.es

Cómo atar unos zapatos en 2 segundos

Se acabó aquello de hacer una lazada, rodearla, meter un lazo por dentro…

Una verdadera pesadilla para los niños cuando aprenden a atarse los cordones del calzado.

Ahí va un rápido método. Para los niños o para uno mismo.

 

Imagen de previsualización de YouTube
Ahorra tiempo

 

Tradiciones navideñas (2)

En estas épocas navideñas seguimos un montón de tradiciones que repetimos años tras año y, en realidad, sin saber muy bien por qué.

Es el deber de un buen curioso saber del origen de todas estas tradiciones. ¿No es así?

A continuación veremos cuándo se iniciaron algunas de estas tradiciones.

 

El muérdgo

El muérdago, presente a lo largo de las fiestas navideñas, fue muy importante en la mitología nórdica.

Estaba consagrado a Baldur, dios de la primavera, y se usaba como augurio de buena suerte y como adorno en las fiestas de Julfest (del solsticio de invierno).

También los druidas galos y los pueblos celtas le tenían en gran aprecio. Para ellos, esta planta parásita siempre verde, cobraba gran importancia cuando parasitaba al roble, el árbol-dios. Se encontraba entre el cielo y la tierra pendiendo de sus ramas y lo consideraban un regalo divino.

A tal respecto la tradición celta, recogida posteriormente por los ingleses, considera que da buena suerte mantener muérdago colgado en el dintel de la puerta de entrada a la casa o mantener en la cocina un arbusto de muérdago durante la Navidad.

Bajo esta planta se podían besar los jóvenes y los no tan jóvenes según describe Charles Dickens en el capítulo XXVIII de su novela “Los papeles póstumos del Club Pickwick”.

 

Las tarjetas navideñas

Si bien a los mensajes de felicitación navideña no se les puede asignar un origen concreto, sí que se puede hacer con las tarjetas navideñas, tal como se las conoce actualmente.

Las tarjetas con las que nos felicitamos las fiestas y nos deseamos amor y prosperidad fueron inventadas por Sir Henry Cole, caballero británico, hombre de negocios y editor de libros infantiles ilustrados que llegaría a ser director del famosísimo Victoria & Albert Museum.

En 1843 encargó a un amigo, el pintor John Calcott Horsley, que le dibujara una escena navideña que luego mandó reproducir en una imprenta. Escribió al dorso unos breves deseos de felicidad y las envió a amigos y familiares.

La escena central de la tarjeta mostraba una familia numerosa, sentada alrededor de una gran mesa, brindando. A los lados, dos paneles mostraban dibujos de alimentos y ropa para los pobres. El saludo impreso decía: “Feliz Navidad y Año Nuevo para usted”.

Un millar de copias litografiadas, coloreadas a mano, fueron realizadas en la imprenta Jobbins en Londres y publicadas por Summerly’s Home Treasury Office.

No solamente imprimía las necesarias para su uso personal, también las vendía en su librería al precio de un chelín la unidad.

Era un precio demasiado caro para que la costumbre se extendiese, hasta que los costes se abarataron. Por un lado apareció un nuevo método de impresión en colores que evitaba que hubiera que pintar a mano las litografías, y por otro, se creó un arancel diferenciado para el franqueo de postales que hacía que costasen la mitad que una carta con sobre.

La costumbre se popularizó y para 1880 la industria de las tarjetas navideñas crecía un 10% por año, con el envío de millones y millones de tarjetas.

Actualmente con el auge de los correos electrónicos, SMS, y demás, el envío de tarjetas navideñas ha caído en picado, al igual que el resto del correo epistolar.

Pero se mantiene el espíritu.

 

El pavo en Navidad

El Sínodo de Aquisgrán estableció que el capón no rompía la abstinencia (de comer carne) a la que se estaba obligado antiguamente durante el día de Navidad.

Por ello se popularizó el consumo de pollo o gallina durante este día.

Más tarde el pavo llegó a Europa procedente de México, en el primer tercio del siglo XVI. Fue un recuerdo que trajo Hernán Cortés del Nuevo Mundo después de que los aztecas se lo dieran a probar.

Allí era conocido con el nombre de guajalote. Y al respecto se cuenta un chiste en México que dice que se trata del único animal que cambia de nombre, pues es guajalote durante todo el año y pavo el día de Navidad.

 

El roscón de reyes

El roscón de Reyes es un pan dulce de forma anular adornado con rodajas de fruta escarchada o confitada de colores variados que se come el día 6 de enero, el día de Reyes.

En su origen el roscón no tenía nada que ver con la festividad de la Epifanía. Aunque su origen es algo incierto, sí que se le relaciona con las tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel, que se repartían entre los plebeyos y esclavos durante la celebración de las saturnales romanas. Durante estas fiestas era costumbre el lectisternium o banquete público en honor del dios Saturno, y las calles se llenaban de bullicio.

Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía una haba seca y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano, generalmente mientras durasen las fiestas. Si era un esclavo el que la encontraba, era premiado con la libertad durante los días que durara el festejo. Eran días de excesos en la comida y la bebida, en los que el mundo se volvía del revés: los señores servían a los esclavos y los esclavos ejercían de señores.

En el siglo IV la Iglesia institucionalizó el día de Reyes en Occidente. Cristianizó esas fiestas paganas superponiendo la fecha del nacimiento de Cristo al solsticio de invierno.

Hacia el año 1000 y en diversos lugares de Francia existía la figura de le Roi de la Fave, ‘el rey del haba’ que recaía sobre el niño más pobre de la ciudad. El protagonismo de la fiesta recaía en los más pequeños y el haba simbolizaba al Niño Jesús.

En España, fue el rey Felipe V quien introdujo este dulce que, muy pronto, se convirtió en una de las costumbres más populares.

Aquel roscón carecía de simbología, llegaba a España sin el haba que fue sustituida por una moneda, pero igualmente solía cubrirse de frutas caramelizadas y se comía en la fiesta de la Epifanía.

En la actualidad la moneda ha sido sustituida por la figurita de un rey u otro objeto, pero también se ha recuperado la tradición del haba oculta. El comensal que encuentra el haba paga el roscón y el que encuentra la figurita es coronado rey por un día y tendrá suerte.

 

 

Nota sabionda: Tontolaba o tonto del haba, es un insulto que todavía se oye por ahí. Hace referencia al tonto que encuentra el haba en el roscón.

Nota sabionda: Más tradiciones al descubierto aquí.

www.sabercurioso.es

Texto de la entrada cedido por 1de3.es.