Cómo aliñar la ensalada

EnsaladaAh, ¿pero es que hay una manera especial?

Eso parece. Se recomienda el siguiente orden: sal, vinagre y aceite. En este caso, el orden de los factores sí altera el producto.

Y esto es así por lo siguiente: primero la sal, que enseguida se divuelve gracias a la humedad de los alimentos, después el vinagre y por último el aceite. Si se invierte el orden, el aceite recubre con una ligera capa la lechuga, el tomate y el resto de componentes de la ensalada, impidiendo que el resto de elementos del aliño penetren en ellos. Así, el vinagre resbalaría sobre el aceite e iría a parar al fondo del plato, y la sal, que no se disuelve en el aceite, permanecería entera.

Dice un viejo dicho que para aliñar bien una ensalada hacen falta cuatro personas: un justo para la sal, un generoso para el aceite, un avaro para el vinagre y un loco para darle vueltas.

Claro que toda esta historia se obvia si la ensalada se aliña con una vinagreta, que es una salsa de aceite y vinagre emulsionados sazonada con sal, aunque a estos ingredientes básicos se les puede añadir otros.

 

 

Nota sabionda: Hacia 1773, Benjamín Franklin mostró experimentalmente cómo una cucharada de aceite al esparcirse sobre el agua de un estanque llegaba a ocupar hasta cien metros cuadrados. Ello se debe a que la película de aceite es tan delgada que sólo emerge del agua la talla nanométrica de una molécula.

3 Comentarios

  1. Ese orden no es correcto. El orden que yo uso es: aceite, sal y vinagre.
    Lo importante es mover muy bien la ensalada, hasta el hastío y más allá.

    La lechuga debe estar lo suficientemente bien escurrida como para que apenas tenga agua. El tomate se debe cortar dentro de la fuente de la ensalada para que el agüita del tomate forme parte del aliño.

    Así las hago yo y me salen de muerte.

    • No digas que ese orden no es correcto. Di que tú no lo haces así…
      Su explicación tiene bastante lógica… mira a ver 😉
      “Ese orden no es correcto” JAJAJAJA es de traca lo de la gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *