El porqué de los golpecitos a la jeringuilla

jeringuilla rezumante

A la hora de poner una inyección se suele poner la jeringuilla en alto, mirarla fijamente y darle unos golpecitos secos con el dedo antes de proceder a su aplicación. Pero… ¿a qué obedecen esos toques?

Cuando se prepara una dosis de un fármaco en inyectable, se aspira de un frasquito que tiene un contenido mayor que el necesario. Al aspirarlo estirando del émbolo de la jeringuilla también se aspira una pequeña cantidad de aire, por mucho cuidado que se ponga en esta operación.

Pero este aire no debería inyectarse cuando se trata de una aplicación intravenosa, porque una burbuja de tamaño considerable (o varias de pequeñas que pudieran juntarse) podrían causar un embolismo gaseoso, esto es, el bloqueo de un vaso sanguíneo de pequeño tamaño. Y dependiendo del vaso en cuestión y de su ubicación, las consecuencias serían más o menos graves.

De todas maneras no hay que alarmarse, pues sería necesario un volumen de aire equivalente al de varias jeringuillas para provocar un embolismo mortal, así que la pequeña cantidad de aire que pudiese ir en la jeringa no debería representar riesgo para el paciente. Aún así, no está de más eliminar el aire de la jeringuilla y evitar posibles molestias o complicaciones, que podrían ser más notorias en caso varias aplicaciones o por aplicación en catéter.

Cuando la aplicación es intramuscular no existe el riesgo de bloqueo, pero si la cantidad a inyectar ha de ser precisa, por ejemplo un determinado volumen de insulina, la presencia de burbujas de aire mermaría la dosis a inyectar. Así que también es necesario eliminar el aire antes de poner la inyección.

Los pasos a seguir son los siguientes:

jeringuilla

Primero clavar la aguja en el frasco contenedor y volverlo boca abajo. Después ir estirando lentamente el émbolo hacia abajo intentando aspirar líquido y no aire. El aire que indefectiblemente se aspira puede quedarse como pequeñas burbujas dentro de la solución o en la parte más interna de la jeringuilla, la que queda más próxima al émbolo. Ahora llega el momento del gesto que nos ocupa: cuando se le da un pequeño golpecito a la jeringuilla lo que se provoca es que estas burbujas —al ser menos densas que el líquido— asciendan hasta que el aire quede próximo a la aguja y por debajo la solución con el fármaco. Ahora no queda más que empujar el émbolo para eliminar el aire, lo que ha ocurrido por completo cuando empieza a salir el líquido.

4 comentarios

  1. Hola y gracias, por acercarme al saber!!. estoy estudiando medicina y no tenia bien en claro lo del procedimiento con las inyecciones. gracias de nuevo y hasta pronto!!!! Argentina!!!

  2. por fin alguien me explica esto!!! es que alguna vez me dijeron que si te inyectas aire te podías morir, le pregunte a un doctor y me dijo que era cierto pero no me explico porqué… pero ahora lo sé!

    felicidades por esta página, di con ella porque apareció como recomendación en una revista de mi país México, me llamo la atención y la visité y me he quedado enganchada, de verdad que ya soy fan de esta página, calma mi curiosidad, o tal vez la despierta más pero excelente trabajo!

  3. muchisimas gracias es que tengo que ponerle a mi marido unas inyesciones y no sabia como ponersela

  4. hola! soy estudiante de enfermería y sinseramente esta era una duda que siempre me quedo, respecto del aire que puede quedar en una jeringa, o en una guia para infunsion endovenosa. sin dudas es necesario, todos los porfesionales de salud (y los futuros porfesionales) tengamos en cuenta aspectos, que parecen minimos, pero que en consecuencia provocan malestar en el paciente, o consecuencias gravisimas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *