Equilibrio imposible

equilibrio

¿Mantener 14 clavos en equilibrio sobre la cabeza de otro clavado en vertical sobre un taco de madera? ¡Imposible!

¿Imposible? Pues no, es factible. Sin pegamento, sin cinta adhesiva, sin un imán, sin goma elástica… simplemente con las manos y el equilibrio.

Imagina presentar este desafío a tus amigos y, cuando se rindan en el más estrepitoso de los fracasos, mostrarles con manos firmes la solución del enigma. Tan solo necesitas unos materiales muy fáciles de encontrar y de llevar contigo.

Esto es lo que necesitamos:

material

Hay 13 clavos, pero podrían ser cualquier número impar superior a 5. Claro que será más sorprendente cuanto mayor sea el número, pues el principio de distribución de peso es el mismo. Lo más adecuado serán 15 clavos para mantener 14 en equilibrio como se anunció.

Los pasos a seguir son los siguientes:

clavos1. Colocar un clavo introduciendo su punta en el agujero del taco de madera. Sobre él se colocarán el resto en equilibrio.

2. Colocar un clavo sobre la mesa con la cabeza hacia arriba como en la primera imagen e ir colocando el resto sobre él tal como se muestra. Apoyando la cabeza del clavo sobre el primero y tumbándolo hacia un lado. El siguiente hacia el otro.

3. Cuando tengamos todos los clavos distribuidos de esta manera debemos tener una figura como la que muestra la segunda imagen.

4. Cuando ya estén colocados los clavos en igual número a cada lado debemos cubrir el conjunto con el último clavo colocándolo simétrico al primero, esto es, con la cabeza hacia abajo. Nótese que en la imagen hay 4 clavos por lado pero podrían ser más.

5. Ahora —con los clavos alternos centrados si no cubren la totalidad de la longitud del par de clavos— debemos coger con cuidado el conjunto. Sujetando con el pulgar y el índice de una mano un extremo de la pareja de clavos y con el pulgar y el índice de la otra el otro extremo.

6. Al levantar el conjunto, las puntas de los clavos caen hacia abajo manteniendo un ángulo de unos 45º, pero no caen porque quedan sujetos por el clavo que cubrió el conjunto. Y no sólo eso, la presión que ejercen con su peso sujeta con fuerza este clavo, que es el que mantiene unido el conjunto.

7. Ahora hay que colocar con cuidado el conjunto sobre la cabeza del clavo del taco de madera. Dejando a cada lado el mismo número de clavos y, por lo tanto, el mismo peso.

Al soltarlo, los clavos se separarán del ángulo inicial reequilibrando ellos solos el peso y se mantendrán… ¡en equilibrio!

Pero mejor verlo con un video:

7 comentarios

  1. wooo esta genial, estoi deseando practicarlo para enseñarselo a mis amigos n.n

    pero olle solo se podra poner el numero de clavos ke quepan en el que los sostiene no ?

  2. a karin
    Exacto. Son: un clavo para poner en vertical sobre el que poner los demás, dos clavos para hacer de soporte inferior y de soporte superior y después un número par de clavos, tantos como te permita la longitud de éstoa.
    Yo tengo 13 clavos idénticos, con lo que puedo poner 12 en equilibrio, pero cabrían 2 más (como el en video) y así serían 14 en equilibrio sobre 1, como se anuncia al principio.
    De todas maneras, tampoco te aconsejo que busques clavos muy largos que te permitan poner más en equilibrio, pues igual te resulta más difícil equilibrarlos, y así como está ya es bastante sorprendente. Pero si quieres explorar, adelante. Ya nos contarás cómo te ha ido.

  3. Esta genial y practico el experimento, pero tengo la curiosidad de saber en que principio esta basado este experimento ya que estoy desarrollando un proyecto y necesito tener claro el principio.

  4. el video no funciona, por favor lo podrias mejorar.

    • Hace 7 años y medio sí que funcionaba. Gracias por avisar, lo miraré.

    • Ya está corregido.

  5. WOOO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *