¿Por qué rascar alivia el picor?

rasca rasca

Itchy and Scratchy (Rasca y Pica, bueno, Pica y Rasca)Cuando sentimos picor nos rascamos y el picor se alivia… para volver poco después con renovada intensidad. Volvemos a rascarnos —esta vez con más energía— y el picor vuelve a aliviarse. Para poco después volver y… así hasta que somos conscientes de que podemos arrancarnos la piel antes de acabar con el persistente picor y acudimos a otros métodos: mojar con agua, poner cremita o, simplemente, intentar concentrarnos en otra cosa hasta que el picor desaparezca.

Pero ¿qué es el picor? ¿por qué se produce? ¿por qué rascar alivia el picor? ¿por qué el rascar no pone fin al picor y se inicia ese círculo vicioso pica-rasca-pica-rasca? ¿por qué si nos pica y no nos rascamos empiezan a picarnos otras partes del cuerpo?

El picor —también llamado prurito— se podría definir como una sensación desagradable que provoca el deseo de rascarse. Surge a partir de una irritación de las células cutáneas o de las células nerviosas asociadas a la piel, originada por muy diversas causas, entre las que cabe citar: alergias, quemaduras solares, urticarias, picaduras de insectos, piel seca, sarampión, soriasis y reacciones farmacológicas, por poner algunos ejemplos de diferentes grados de importancia. Y también la auto-sugestión, pues a veces basta con hablar del picor o pensar en él para sentirlo realmente.

Existen tres tipos básicos de fibras nerviosas: A, B y C. Cuando esta irritación se produce, la sensación de picor viaja por las fibras C, las más pequeñas de las tres y las que conducen más lentamente los impulsos eléctricos. Pero tan solo por el 5% del total de estas fibras aproximadamente, ya que por el resto viaja el dolor.

Cuando la señal llega hasta el cerebro se genera una respuesta refleja de frotamiento o rascamiento. Al rascarnos se estimulan otras terminaciones nerviosas contiguas y los nuevos impulsos crean cortocircuitos temporales, la sensació se dispersa a un área mayor y pierde intensidad y aparece el alivio.

Pero al rascar también se estimulan receptores del dolor presentes en la misma área. Si el dolor alcanza cierta entidad puede causar que el SNC (Sistema Nervioso Central) elabore sustancias analgésicas para atenuar la sensación dolorosa en el área afectada.

Pero aunque el dolor y el picor sean sensaciones que se manifiestan a través de los nervios, no tienen muchas más cosas en común y estas sustancias calmantes causan más picor. Así que la tentación de rascarse de nuevo es muy fuerte y se causa más dolor que libera más opiáceos naturales y, tras un par de ciclos de pica-rasca las terminaciones nerviosas del picor exacerban su acción y uno no puede parar de rascarse.

La alternativa es intentar obviar el picor y no empezar a rascar, pero ello es harto difícil. Si notamos un picor y no nos podemos rascar, la sensación de intranquilidad crece y la mayor atención prestada nos hace ser conscientes de otros picores de más baja intensidad que no habríamos notado antes. Pero ahora sí y nos pican otras partes del cuerpo. Pica por todos lados. Pica mucho… ¡a rascarse!

 

 

Nota sabionda: A pesar de que puede ser un incordio, el prurito actúa como un importante mecanismo sensitivo y auto-protector, tal y como lo son otras sensaciones en la piel como el tacto, el dolor, la vibración y la sensación térmica.

Nota sabionda: Además de los opioides o aliviadores del dolor, las histaminas (compuestos químicos para la respuesta inmune) también estimulan el picor, como puede atestiguar el escozor de ojos o el picor de nariz por causa de alergia al polen. Esta histamina es la que produce el organismo como respuesta alérgica a la saliva que un mosquito deja en su picadura. La sustancia viaja por los nervios y produce el picor en la herida. Un antihistamínico nos ayudará a reponernos de ambas molestas situaciones.

6 comentarios

  1. «Y también la auto-sugestión, pues a veces basta con hablar del picor o pensar en él para sentirlo realmente.»

    pues si, no había llegado a leer esta frase y ya me estaba rascando.
    ¿ quieres matarnos a todos ? XD

  2. Gran verdad yo tampoco pude dejar de rascarme.
    Curioso, igual me pasó con el bostezo.

  3. Y porque los personajes Tom y Daly en la nota, que por cierto esta muy interesante.

  4. a Carlos Villamarin
    Por el nombre original de los personajes: Itchy & Scratchy (Pica y Rasca).

  5. Importante saber que, algunos antihistamínicos pueden producir sedación y somnolencia( aquellos llamados de primera generación) ya que pueden atravesar la barrera hematoencefálica, produciendo efectos a nivel cetral. los de segunda generación, sin embargo no pueden atravesar esta barrera evitándose así los efecos de somnolencia y sedación antes comentados. Estos últimos son los más eficaces para aliviar el prurito permanente.
    Saludos Campeones

  6. Ante el picor, la mejor opción es rascarse o frotarse. Cuando he tenido picores (por granos de herpes o similares, los medicamentos recomendados por el médico, me curan la enfermedadd, pero las pomadas (incluyendo las recetadas por profesionales, a veces parece que causa más picor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *