Serendipia (2)

pilas de neumáticos

Una serendipia es un descubrimiento científico afortunado e inesperado que se realiza accidentalmente.

La historia de la ciencia está llena de serendipias, algunas de ellas realmente curiosas como las siguientes:

  • El descubrimiento del valor edulcorante de la sacarina se produjo en 1879 en el laboratorio del químico estadounidense Ira Remsen, en el que trabajaba un joven científico apellidado Fahlberg, que dio por casualidad con el compuesto. Cierto día, en el almuerzo, notó un sabor dulce en la sopa y se lo hizo notar a la cocinera. Ésta probó el caldo pero le encontró el supuesto sabor dulce. A continuación comprobó que el pan tenía el mismo sabor dulce que la cocinera tampoco notó. Entonces supuso que el dulzor provenía de otro lugar y al lamer su mano comprobó que ése era el origen. Tras volver al laboratorio identificó la sustancia desconocida que había surgido durante su investigación sobre la hulla. La patentó con el nombre de sacarina.
  •  

  • En 1839, el químico americano Charles Goodyear, que trataba averiguar como eliminar la pegajosidad del caucho, dejó caer en un descuido unas muestras de ese material mezclado con azufre sobre una estufa. Observó sorprendido que el caucho no se fundía sino que se carbonizaba lentamente como el cuero. Inmediatamente clavó el trozo de caucho medio carbonizado en la parte exterior de la puerta de la cocina de su casa, para que se enfriase con el intenso frío del exterior. A la mañana siguiente comprobó que el caucho se había transformado en un material de mayor flexibilidad y elasticidad, pero sin ser ya pegajoso. Al proceso de mezclar caucho con azufre, llevarlo al punto de fusión y enfriarlo rápidamente, se le llamó vulcanización.
  •  

  • El estetoscopio es un instrumento médico de diagnóstico inventado por casualidad en 1816 por el médico francés René Théophile Hyacinthe Laennec. Se trataba de una persona retraída y pudorosa, que no se atrevía a aplicar su oreja sobre el pecho desnudo de las pacientes, para poder escuchar así el latido de sus corazones. Utilizaba un tubo de papel enrollado: un extremo sobre el pecho y en el otro aplicaba la oreja. Percatándose que de esta manera el sonido se amplificaba y se reforzaban acústicamente los latidos, desarrolló la idea hasta dar con el actual estetoscopio.

 

Puedes consultar el origen del término serendipia en 1de3.es

3 comentarios

  1. Os recomiendo esta página sobre serendipias:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Serendipia

    PD: ¡Felicidades por el blog!

  2. Sois geniales.

  3. ¡Como agradezco el haber dado con ustedes! Me hacen pasar largos ratos de deleite y diversión.
    Desde El Salvador, C. A. ¡Gracias y adelante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *