¿Cómo hablan los ventrílocuos?

Doña Rogelia y Mary Carmen

La ventriloquia es el arte que practica el ventrílocuo, que es aquél que sabe modificar su voz —real o con el timbre cambiado— de manera que parezca venir de lejos. El término proviene del latín ventrilocuus, ‘el que habla con el vientre’, pues se pensaba que la habilidad era el resultado de un proceso poco corriente, que durante la respiración se realizaba en el estómago y que el sonido se originaba allí.

En realidad el sonido proviene de la garganta, que es el único órgano fonador, y no se proyecta de ninguna manera hacia ningún lugar, sino que se crea la ilusión de que proviene de otro lugar. Para ello son importantes los movimientos del muñeco: de su boca como si articulara palabras, de sus cejas, de su mirada fija en el público cuando se dirige a él y al ventrílocuo cuando le contesta, de sus distracciones cuando el ventrílocuo habla, de su ensimismamiento cuando habla para sí mismo, de su forma de hablar y sus latiguillos. Cuanto más diferentes sean los timbres de voz, la forma de expresarse y la personalidad de que se dota al muñeco, de la voz, expresión y personalidad del ventrílocuo, mayor será la ilusión de que estamos frente a dos sujetos diferentes y de que la voz procede de dos lugares diferentes. De igual manera que ocurre con la televisión: todos los sonidos provienen del mismo lugar, los altavoces, pero se crea la ilusión de que cada persona lanza su voz desde su posición.

Por supuesto nadie cree que habla el muñeco. Ocurre como en los trucos de magia, no pensamos que en realidad el mago haga desaparecer y aparecer nada, pero nos dejamos maravillar por la presentación del truco. Igual en este caso, nos dejamos llevar por la ilusión del que el muñeco tiene vida, y para que la ilusión sea total es muy importante —además de lo comentado— dominar el habla invisible.

¿Y qué es el habla invisible? Pues la técnica básica de la ventriloquía, hablar sin mover los labios.

Teniendo en cuenta que llegar a dominar estas técnicas puede ser cuestión de meses, o incluso de años, vamos a exponer en qué consisten, aunque de una manera somera.

Primero se ha de encontrar una voz de diferente timbre a la nuestra que podamos modular cómodamente. Quizá una voz infantil o una voz ronca que surja con facilidad sin forzar la garganta. Y practicar con ella. Hablar y hablar hasta que la hagamos nuestra. Ya habrá tiempo más adelante para encontrar otras que aumenten el repertorio.

Después hablar con esta voz intentando no mover los labios, manteniendo una sonrisa con la boca entreabierta que nos permita expulsar la voz ventriloquial por la comisura de los labios. Practicar y practicar frente a un espejo hasta que el paso de voz normal, sonrisa y voz ventriloquial sea fluído y automático y pueda realizarse tan rápidamente como sea necesario.

Aunque es imposible no mover nunca los labios, sí que se puede minimizar al máximo. Cuando el espectador lleve un rato observando los labios del ventrílocuo y no aprecie movimiento se olvidará de ello y centrará la atención en el muñeco, completando así la ilusión.

El mayor problema son las consonantes labiales, bilabiales y, en menor medida, las fricativas. Nada más sencillo que cambiar una consonante por otra. El contexto y la más opaca modulación de la voz ventriloquial harán que no se aprecie el cambio. Así, se realizarán los siguientes cambios:

-la c (delante de e e i) y la z
Para pronunciarlas colocamos la lengua entre los dientes, pero suenan practicamente igual si apoyamos la punta de la lengua en la parte trasera de los dientes superiores, incluso en la encía superior, así le lengua no se verá a través de la sonrisa entreabiertsa, y más si apoyamos los incisivos superiores sobre los labios inferiores.

-la f
Se pronuncia igual que la c según el método anterior, pero más sibilante, dejando escapar más aire. Otro método es sustituirla por una j.

-la ñ
Se pronuncia ni.

-la b y la v
Se sustituyen por una d.

-la m
Se sustituye por una n.

-la p
Se sustituye por una t.

Entendiendo que no se trata de una simple sustitución de una letra por otra, sino de una sustitución modelada por la cavidad bucal, de modo que la consonante suene como la que deberíamos decir. Todo ello procurando poca claridad a la consonante sustituidora, de manera que se tenga la ilusión acústica de que suena la consonante sustituida.

Así, diremos “el ninio drae zruta en una dandeja tara su naná” en vez de “el ñiño trae fruta en una bandeja para su mamá”. Con práctica (y más práctica) el cambio de consonantes no se apreciará.

De este modo la ilusión es perfecta… y los labios no se mueven.

 

http://www.youtube.com/watch?v=xntuUUe0hEM
Achmed, el terrorista muerto y Jeff Dunham

 

http://www.youtube.com/watch?v=V0UVqZBiOTM
El cuervo Rockefeller y José Luis Moreno

 

 

Nota sabionda: La práctica de la ventriloquia se realiza casi siempre mediante un diálogo, generalmente cómico y/o sarcástico, entre una persona y un muñeco al que se denomina dummie.

Nota sabionda: Se han encontrado restos de ventriloquia en el arte egipcio y en la arqueología hebrea. Eurycles de Atenas, el primer ventrílocuo del que se tiene noticia, se hizo tan famoso que los ventrílocuos griegos fueron llamados los eurycleides, además de ser conocidos como engastrímanteis, ‘profetas de la barriga’.

Nota sabionda: El más famoso ventrílocuo que ha existido fue Edgar Bergen, un artista nacido en Chicago, que se presentaba ante el público en traje de frac, en tanto que su muñeco, Charlie McCarthy, llevaba un monóculo, sombrero de copa y traje de etiqueta.

www.sabercurioso.es

Entrada elaborada a partir de la información ofrecida aquí, aquí, aquí y en otros sitios más.

13 comentarios

  1. Interesantísimo artículo, desconocía como se las apañaban para que no se les notara el movimiento de los labios, pero la ventrilocua que pones en la foto no es el mejor ejemplo, porque aún tapándose la boca detrás del micrófono se le nota. Pero me ha gustado mucho, que conste.

  2. Pingback: meneame.net
  3. hola, muy interesante tu blog.

    creo que eres el mas indicado para preguntarte lo siguiente:

    por que a las cuadras les llaman manzanas, siendo que las cuadras son cuadradas y las manzanas redondas?

    gracias

  4. Es muy interesante la presentación de como se crea un Ventrilocuo, es una gran tarea la que estoy asumiendo ya gradezco de encontrar lo que señalas, claro que los videos no se pueden ver por estar caducados o prohibidos.. pues recomiendo visitar a KARIM, es muy interesante su presentación con dos muñecos.

  5. no sabia nada esto todoel tiempo fui un idiota pense q uno si hablaba con el estomago y

  6. yo e practicado 4 años la que dice aqui y me sale perfecto. Ademas ya tengo un muñeco al que lo llamo Ghunter y hago varias actuaciones en mi escuela. AAAAA y por cierto tengo 11 años asi que empeze a practicar a los 7 años

  7. Llevo sintiendo y practicando la ventriloquia desde hace años tantos como 7 u 8, empece actuando con el muñeco de Epi el compañero de Blas, en un colegio de monjas,para mas tarde actuar en el Teatro Ortega de Palencia acompañando a una obra de Teatro de mis compañeros esto fue en Navidad, Semana Santa, Verano….., y en la actualidad preparo la siguiente actuación de Verano.

  8. me gusta mucho la ventrilouquia q la quisiera aprender si ustedes m ayudan y a consegir un muneco x fa

  9. Hola, me llamo perla, megustaria conseguir videos en espanol que me puedan ayudar hacer una ventrilocou y megustaria conseguir una muneca. Tienen mi e-mail. Espero saber pronto de ustedes.

  10. LLevo mucho tiempo esperando la oportunidad de darme a conocer como ventrilocuo. Algunos amigos ya lo saben, pero creen que lo hago por dármelas de chistoso, siendo que anhelo hacer del humorismo mi modus vivendi. Mi muñeco se llama “Monra” (Ramón al revés) y a su vez, “Monra” tiene en una mano a la rana “Roy”, quien ya ha mojado cámaras de t.v., y maneja una voz chillona opuesta a la gruesa y ronca del “Monra”. También soy imitador de cantantes: R. Arjona, Sandro, Leonardo Favio, Frankie Smith, Pino dángio, Eros Ramazotti entre otros. Yo mismo hice los muñecos (Dummys) y escribo mis propios guiones con chistes populares del mundo. Mi espectáculo se llama: “Ïor y su bacan show”. Gracias. Chao. Espero ser famoso.

  11. quiereo comprar um muñeco de bentrilokia

  12. Soy catequista misionero y deseo implementar la ventriloquia como opción pedagógica. Por favor indicarme que buen tutorial puedo seguir para iniciar esta disciplina.Los pocos ventrilucos en Bogotá cobran un dineral por su enseñanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *