¿Por qué se para el surtidor de gasolina cuando el depósito está lleno?

Supongamos que vas a una gasolinera a poner combustible a tu automóvil. Supongamos que vas a llenar el depósito (quizá mucho suponer en los tiempos que corren, pero lo hacemos). Y cuando llevas un tiempo dispensando, suena un chasquido y la gasolina deja de fluir. Y por más que acciones el gatillo no sale más gasolina.

¿Cómo sabe el surtidor de combustible que el depósito está lleno?

La boquilla del dispensador tiene dos orificios, uno grande para el combustible y otro pequeño para el aire. Al dispensar gasolina, ésta fluye por la manga hasta la boca del dispensador y de ahí al depósito. Y al hacerlo baja la presión como resultado del efecto Venturi.

Como resultado de esta bajada de presión, el aire entra del depósito al dispensador. Pero cuando el depósito está lleno, no hay aire que pueda entrar. Y el combustible tampoco puede hacerlo porque la bajada de presión no es tan grande como para succionarlo.

Y esta falta de aire en el tubo que discurre a lo largo de la boquilla es detectada por un sensor de presión situado en el interior del dispensador, que inhabilita el gatillo de la bomba deteniendo el bombeo.

En algunas ocasiones este bloqueo se dispara antes de llenarse el depósito debido a que algunas gotas de combustible obturan momentáneamente la entrada de aire, normalmente al golpear contra las paredes del conducto de entrada. Para evitarlo mejor no introducir el dispensador hasta el fondo y dispensar con un pequeño giro de muñeca.

 

 

Nota sabionda: La válvula de cierre automático fue inventada en Olean, Nueva York en 1939 por Richard C. Corson, en un muelle de carga en la Socony-Vacuum Oil Company.

www.sabercurioso.es

Entrada elaborada a partir de la información ofrecida aquí, aquí y en otros sitios más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *