¿Por qué se agotan las baterías de los coches en invierno?

A que no arranca.

Bueno, no siempre se agotan en invierno, pueden agotarse en otres épocas del año. Ni tampoco es que se agoten al llegar el invierno, que no tienen porqué.

Lo que sí suele suceder es que se agoten precisamente durante el invierno, porque las bajas temperaturas tienen mucho que ver en su pérdida de capacidad. Así que, a menudo, no pueden proporcionar un arranque prolongado a bajas temperaturas.

Veamos qué es lo que hace la batería y cómo lo hace.

Las baterías de los automóviles reciben también el nombre de baterías de arranque, pues su misión principal es poner en marcha el motor de combustión interna. Para ello necesitan producir en un espacio de tiempo muy corto una alta intensidad de corriente.

Una batería consta de un polo positivo, integrado por dióxido de plomo, y un polo negativo, de plomo puro, que están inmersos en una mezcla de agua destilada y ácido sulfúrico, que cumple la función de electrolito.

Cuando el acumulador entrega energía eléctrica, se producen una serie de reacciones químicas entre los polos y el ácido sulfúrico.

El descenso de temperatura que se produce durante el invierno incrementa las viscosidad del ácido. Y al espesarse se perturba notablemente la reacción química. Además la baja temperatura del aceite del motor hace que el proceso de arranque sea más difícil.

Al llegar el invierno se debería comprobar si la capacidad de la batería es suficiente para el arranque a temperaturas bajo cero.

 

 

Nota sabionda: A -20 °C solo esta disponible la mitad de la capacidad normal y su funcionamiento no está garantizado.

Nota sabionda: En lugares con inviernos muy duros se acostumbra a desconectar la batería durante la noche para guardarla en un cuarto caliente.

www.sabercurioso.es

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *