¿Cómo enfría una habitación un ventilador?

Cuando hace calor ponemos en marcha los ventiladores. Y en lugares calurosos son habituales los ventiladores en el techo que continuamente mueven sus aspas.

Y eso ho hace sentir frescor.

Pero ¿cómo hacen para refrescar si no disponen de una fuente de frío y se limitan a poner en movimiento el aire caliente?

Por mucho que el aire se remueva, no deja de ser aire caliente. Y, de hecho, la temperatura de la habitación no desciende por muchos ventiladores que pongamos en marcha.

Sentimos un entorno más agradable y fresco y nos encontramos mejor porque el aire en movimiento hace más eficiente la evaporación de nuestro sudor.

El aire en contacto con nuestro cuerpo está más húmedo que el resto porque ya ha absorbido la humedad de nuestro sudor. La corriente de aire del ventilador elimina esta capa húmeda y la sustituye por una de aire seco que absorberá nuestra sudor más eficientemente.

Pero para pasar al estado gaseoso, el agua de nuestro sudor necesita energía (calor) y puede tomarla del ambiente, pero también de nuestro cuerpo, bajando así su temperatura.

Y así se genera frío por evaporación y tenemos la sensación de que la temperatura ha descendido.

 

Nota sabionda: Igual principio funciona con el abanico y con el botijo.

www.sabercurioso.es

2 Comentarios

  1. ahora lo entiendo y mi profe de mates decía que los ventiladores no hacían nada pues chupate esa

  2. Por debajo de 36 grados, Además hay otro fenómeno. El aire es mal conductor de calor (piénsese en las cámaras de aire, plásticos de burbujas, etc), y la transmisión de calor se produce mediante “convección” (el aire calentado sube, se enfría, baja….), es decir el aire moviéndose. Con un ventilador el aire se mueve más rápido que en la “convección natural”, por lo que la velocidad de intercambio de calor aumenta, y nos refrescamos mejor.
    La ventilación además rompe con la “capa límite”. Esta es una capa de aire caliente pegada a nuestro cuerpo que sufre menos “convección” que el aire circundante, porque nuestro cuerpo como cualquier elemento ofrece rozamiento/resistenca al aire que quiera moverse a su alrededor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *