¿Qué es la mnemotecnia?

Esto es para recordar algo... ¿pero qué?"

La RAE define el término mnemotecnia como “procedimiento de asociación mental para facilitar el recuerdo de algo”.

La mnemotecnia o nemotecnia (del griego mnéemee, ‘memoria’ y téchnee, ‘arte’) es un procedimiento o conjunto de técnicas, que suelen consistir en asociar los contenidos y las estructuras que quieren retenerse en mente con determinados emplazamientos físicos ordenados a conveniencia.

Estas técnicas pueden consistir en una frase, un poema muy corto o una palabra especial que se utiliza para ayudar a recordar algo, o para aprenderlo de una vez por todas.

¿Quién no recuerda aquello de «Treinta días tiene noviembre, con abril, junio y septiembre; veintiocho sólo hay uno y los demás treinta y uno» para recordar cuántos días tiene cada mes?

La mnemotecnia, no confía sólo en la repetición para recordar los hechos, sino que también se basa en las asociaciones para construir el recuerdo.

Existen diversos métodos entre los que destaca el de los casilleros mentales muy utilizado para memorizar listas. Consiste en tener una lista de palabras perfectamente conocida y ordenada en la mente, como por ejemplo la localización de izquierda a derecha de los muebles de casa o una lista de familiares ordenados de mayor a menor.

Entoces asociaremos con una imagen cada palabra de la lista a memorizar con la palabra de nuestro casillero que coincide con esa posición. De esta manera si en la lista aparecen jarrón, pelota y buzo, por poner un ejemplo, memorizaremos a la abuela Fulanita con un jarrón, al tío Mengano jugando a la pelota y al primo Zutano buceando o bien al jarrón sobre la mesa, la pelota a los pies de la lámpara y al traje de buzo sobre el sofá.

Cuando se trata de recordar números es muy utilizado el método de la conversión numérica, que consiste en convertir números en consonantes y formar palabras con ellos, pues las palabras llevan asociada una imagen que es más fácil de recordar.

Se puede asociar números a consonantes por similitud gráfica, fonética o por medio de una lista y con estas consonantes formar palabras añadiendo libremente vocales.

En la Wikipedia se cita el siguiente ejemplo:

1=T,D – 2=N,Ñ – 3=M – 4=C – 5=L,LL – 6=S,Z – 7=F,J – 8=G,H – 9=P,V,B – 0=R,RR

Entonces, si queremos memorizar el número 1572 reemplazamos cada número por su consonante.
1=T 5=L 7=F 2=N
Agregamos las vocales que nos parezca conveniente y formamos una palabra conocida. En este caso TeLéFoNo.

Pero, por supuesto, cualquier asociación es válida si nos permite la memorización. Únicamente debe respetar una regla, debemos memorizar algo con sentido.

Veamos a contunuación unos cuantos ejermplos:

– Para recordar la medida de un nudo, que es equivalente a 1,852 kilómetros por hora, se utiliza la frase «Un ocho sin codos».

– Para recordar la clasificación de las estrellas atendiendo a sus líneas espectrales, o lo que es lo mismo, según su temperatura efectiva, en varias categorías (de mayor a menor: O, B, A, F, G, K, M) se utiliza la frase «Oh! Be A Fine Girl. Kiss Me». (¡Oh! Sé una buena chica. Bésame)

– Para recordar la ecuación general de los gases (PV=nRT, donde P es presión, V es volumen, n es el número de moles del gas, R es la constante ideal para los gases y T es la temperatura), se utiliza la frase «Pájaros volando es igual al número de ratones trotando».

– Para recordar el número e (2,71828182845904523536028747135266), base de los logaritmos naturales, se utiliza la frase: «El trabajo y esfuerzo de recordar e revuelve mi estómago, pero podré acordarme. Será fácil si leo todas las frases. La repetida canción será cantada y así verás el número huevón». El número de letras de cada
palabra representa la secuencia ordenada de las primeras 33 cifras, teniendo en cuenta que cada punto corresponde a un cero.

– Para recordar la clasificación taxonómica de los seres vivos (reino-tipo-clase-orden-familia-género-especie) se utiliza la frase «En nuestro reino hay un tipo de mucha clase que dio la orden a su familia de que comprara géneros de distintas especies».

– Para recordar la correspondencia entre los ácidos y las sales (los ácidos con la terminación -oso forman sales con la terminación -ito, y los ácidos con la terminación -ico forman sales con la terminación -ato) se utiliza la frase «Cuando el oso toca el pito, Perico toca el silbato».

– Para recordar las magnitudes eléctricas se utiliza la frase «Un ohmio y un amperio se fueron a dar un voltio. Se metieron en un watio, se sacaron el faradio y se dieron por culombio».

– Para recordar la complementariedad de bases en el ADN (adenina con timina y guanina con citosina) se utiliza la frase «Accidente de Trafico, Guardia Civil».

– Para recordar el orden de las notas musicales en las líneas y espacios del pentagrama (líneas MI – SOL – SI – RE – FA y espacios FA – LA – DO – MI) se utilizan las siguientes frases «Mi sol siempre reluce fastuoso» y «Fabricando la dorada miel».

 

 

www.sabercurioso.es

Entrada elaborada a partir de la información ofrecida aquí, aquí, aquí y en otros sitios más.

3 comentarios

  1. Falta la célebre vaca. Se usa para memorizar la regla del cambio de variable cuando aprendes integrales. La regla es: «Un día vi una vaca sin rabo vestida de uniforme», o lo que es lo mismo «u dv = u v – ∫ v du» 🙂

  2. Ja! Yo tenia un profesor de fisica, Julian, que usaba frases mnemotecnicas para ayudarnos a recordar las formulas. Para la ecuacion general de los gases, que nosotros aprendimos como PV=nTR, nos enseno a recordar «El pavo no tiene rabo» y hasta la fecha no se me olvida aunque no he tenido que volver a hacer uso de ella despues de aquel examen…

    Para los que leen ingles, esta es una vineta clasica en el tema de las frases mnemotecnicas: http://xkcd.com/992/

  3. SOCATOA es para acordarse las formulas de seno cos y tang
    SO = sen = opuesto / Hip
    CA = cos = adyasente / hip
    TOA = tang = opuesto / adyasente

Responder a Frank Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *