¿Por qué los animales carroñeros no enferman al comer carne putrefacta?

Los animales carroñeros o necrófagos son aquellos que se alimentan de cadáveres. Y no les pasa nada.

En cambio los humanos enfermaríamos al comer carne podrida. ¿Cómo es eso?

Algunos animales como el buitre, el cóndor, el alimoche o el escarabajo carroñero, basan su dieta en comer carne muerta. Otros como el león, la hiena, el mapache, el cocodrilo, el tiburón o el oso, por poner algunos ejemplos, lo hacen ocasionalmente cuando la caza no ha sido buena.

Pero, ¿por qué pueden estos animales comer carne muerta sin enfermar y otros, entre los que se encuentran los humanos, sí que lo harían?

Pues porque estos animales están preparados orgánicamente para alimentarse de carroña, ya que están dotados de unos poderosos jugos gástricos capaces de destruir las bacteria y demás microorganismos presentes en la carne putrefacta, antes de que puedan causarles ningún daño.

En su momento, nuestros ancestros también fueron capaces de comer carne cruda y carroña sin que les ocurriera nada, gracias también a la fortaleza de sus sistema digestivo.

Ocurre que, con el paso de los años y merced a comer alimentos cocinados, nuestros jugos gástricos han evolucionado hacia un menor poder de corrosión. Y aunque siguen siendo muy potentes y pueden con el vidrio, plástico e incluso metal, ya no están preparados para ingerir alimentos que contengan altos niveles de bacterias y otros patógenos.

Así que enfermaríamos al contraer infecciones por E. Coli, salmonella u otras.

www.sabercurioso.es

7 comentarios

  1. Que yo sepa, el ácido clorhídrico del estómago no es capaz de atacar el vidrio.

    • Cierto. El ácido clorhídrico no afecta al vidrio. Un ácido adecuado para atacar vidrio es el fluorhídrico.
      Ya está corregido, gracias.

  2. Yo tengo varios conocidos que son auténticos buitres. Debería investigar si son inmunes a la e-coli.

  3. Y menos mal que ya no es tan acido. que se lo pregunten sino a los que sufren de enfermedad por reflujo gástrico o los que padecen de adenocarcinomas de esófago y tienen que ir chutados a omeprazol para evitarlo…

  4. Pero las enfermedades no solo entran por las diestas?

  5. Recien conozco la página y me parece interesante y muy entretenida.
    Envío este mensaje porque me parece que hubo un comentario no del todo correcto, o que resulta un poco ambiguo: «Ocurre que, con el paso de los años y merced a comer alimentos cocinados, nuestros jugos gástricos han evolucionado hacia un menor poder de corrosión.»; Dicha explicación es una suerte de pensamiento LAMARQUIANO, donde se propone la herencia de los caracteres adquiridos (teoría distinta/contraria a la evolución expresada por Darwin en «El origen de las especies»).
    La evolución biológica (Darwin) se realiza por medio de variabilidad genética de un aspecto hereditario y selección natural; es decir, VG: gente que puede presentar un ácido con menor poder de corrosión y otro con un alto poder de corrosión; SN: un «ambiente» (marco, situación) que presenta cierta ventaja o desventaja para la reproducción diferencial de los genotipos de una población biológica (en este caso los que poseen ácido con bajo poder corrosivo).
    El hecho de que se deja de tener una característica o se obtiene una nueva por el uso o des-uso del individuo (y a su vez esta nueva característica es hereditaria), es la evolución según LAMARCK; diferente a que frente a individuos con diferentes características heredables sobreviva el más apto (DARWIN).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *