El colibrí

¿Cuál es el ave más pequeña del mundo?

¿Cuál es el animal vertebrado más pequeño de todos?

¿Cuál es el ave capaz de volar boca abajo?

¿Cuál es la única ave capaz de volar hacia atrás?

¿Qué ave alcanza velocidades de 100 km/h?

¿Qué ave no es capaz de caminar?

¿Qué ave alcanza un máximo de 1200 latidos por minuto?

¿Cuál es el ave que puede mantenerse suspendida inmóvil en el aire?

¿Qué ave suele batir sus alas hasta 80 veces por segundo?

 

La respuesta es fácil. Sobre todo si se ha leído el título de la entrada.

No se trata de ganar ninguna especie de concurso, si no de poner de manifiesto algunas sorprendentes características de este fantástico animal.

Lo primero que llama la atención es su reducido tamaño, la velocidad a la que bate sus alas y su capacidad de volar más como un insecto que como un ave.

La de los colibrís es la segunda familia de aves más grande, con 343 especies conocidas. Muchas de estas especies miden alrededor de 5 cm, y entre ellas destaca por su tamaño el colibrí abeja, con un peso de 2,2 gramos.

Si bien baten sus alas unas 80 veces por segundo, pueden alcanzar hasta las 200 veces cuando intentan impresionar a la hembra. Alcanzan en vuelo velocidades de 27,3 m/s, lo que equivale a unos 100 Km/h, una velocidad de desplazamiento muy elevada comparativamente a su tamaño, ya que recorre en un segundo una distancia 400 veces mayor que su propio cuerpo.

Mueve sus alas tan rápido que producen un zumbido como el de un insecto. Por ello también se le conoce como zunzún.

Además puede volar en todas direcciones: hacia arriba, hacia abajo, de lado, hacia atrás…

www.sabercurioso.es

Entrada elaborada a partir de la información ofrecida aquí, aquí y en otros sitios más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *