La anilla de la lata de refresco

lata¿Para qué sirve la anilla de una lata de refresco?

Para abrir la lata, obviamente. Pero tiene una segunda utilidad menos conocida pero también muy útil.

El agujero de la anilla nos ayuda a abrir la lata al introducir la punta de un dedo, pero una vez abierta, uno de los extremos de la anilla queda unido a la lata de tal maneta que permite el giro.

Así podemos girar la anilla hasta hacer coincidir el agujero de ésta con el que hemos abierto en la lata.

¡Y hacer pasar una pajita por ambos agujeros!

Las latas de refrescos pasan por muchos lugares desde la salida de fábrica hasta llegar al consumidor final. Por ello es aconsejable limpiar convenientemente la lata antes de acercarla a los labios o, mejor aún, beber el refresco con pajita.

Claro está que la fuerza del gas se empeña en echarla fuera de la lata, pero aquí se ve la utilidad de la anilla, que mantiene la pajita en su lugar, permitiéndonos disfrutar de nuestro refresco de una forma más higiénica.

¿Sencillo?

Claro, pero… ¿acaso lo sabías?

 

 

Nota sabionda: La anilla, tal como la conocemos actualmente, data de principios de los 80 y se la conoce como stay-tab, pues se queda en el envase facilitando el reciclado.

www.sabercurioso.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *