¿Cuál es el origen de la calabaza de Halloween?

Halloween es una festividad tradicional del hemisferio norte, que cada vez se hace más popular en todo el mudo.

El All Hallows Eve ‘Víspera de Todos los Santos’ es una antiquísima y tradicional fiesta de origen celta en la que se evocaba a los fallecidos y se celebraba el final de las cosechas.

Pero si alguien nos pregunta por algún elemento de esta fiesta, lo primero que acude a nuestra mente es una calabaza con un rostro humano tallado y una luz en su interior.

¿Y eso por qué? ¿Qué papel juega en todo esto una calabaza?

La famosa calabaza es conocida con el nombre de Jack O’Lantern, ‘Jack Linterna’, y hace referencia a un personaje del folclore irlandés, un granjero tacaño y mentiroso que acostumbraba estafar a sus vecinos.

Según cuentan las historias, cierto día el diablo fue a buscar a Jack con la firme intención de llevarse su alma. Sin embargo, el granjero logró engañarlo en repetidas ocasiones posponiendo la hora en la que el diablo conseguiría su alma. Finalmente, consiguió con engaños y astucias atrapar al diablo, al que liberó tras arrancarle la promesa de que jamás se quedaría con su alma.

La leyenda dice que cuando Jack murió no encontró su lugar en el cielo, por haber sido un pecador, ni en el infierno, ya que el diablo no podía llevarse su alma. Es así como Jack queda errante en la oscuridad eterna, iluminando su camino con una brasa del infierno que nunca dejaría de arder. Una brasa que le regala el diablo a modo de burla y que Jack introduce en un nabo ahuecado construyendo la linterna que le daría nombre.

Y el pueblo celta, muy supersticioso, elaboraba unos rudimentarios farolillos utilizando nabos que se vaciaban y en cuyo interior colocaban una vela, como si de linternas se tratase y los mantenía encendidos toda la noche, con el fin de procurar no hacer enfadar a los espíritus.

Pero cuando los inmigrantes irlandeses llegaron a los Estados Unidos a mediados del siglo XIX, se encontraron con que en esta nueva tierra no se sembraban nabos y ante la imposibilidad de conseguir una cosecha propia a tiempo para poder realizar las primeras celebraciones, echaron mano de la calabaza, un producto de temporada que se cultivaba en todos los Estados Unidos.

Y así fue como la calabaza, con el rostro de Jack tallado y una vela en su interior, se hizo un sitio en esta antigua celebración venida del Viejo continente.

www.sabercurioso.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *