Olas congeladas

¿Olas congeladas? ¿pero se pueden congelar?

Las bajas temperaturas congelan el agua. Esto es así.

Quizá sea más habitual la congelación del oleaje provocado por un fuerte viento en un lago de alta montaña. Por aquello de que es agua dulce que se congela a 0 ºC.

Y es que el agua de mar, por su concentración salina y su mayor densidad, tiene el punto de congelación a -2 ºC, y es más difícil que se congele.

Pero además, la temperatura ambiente ha de ser más baja para que se de la congelación. Puede que el agua del mar esté a una temperatura inferior a los -2 ºC y no esté congelada si la temperatura del aire de superficie está por encima de los -10 ºC.

¡No es fácil que se den las condiciones!

Son necesarias unas condiciones de frío extremo para que se originen olas heladas. Olas que siguen en movimiento mientras se transforman en una especie de granizado. Un movimiento ralentizado hasta congelarse por completo.

¿Y dónde se pueden ver?

En zonas del planeta de muy bajas temperaturas, como las zonas polares.

 

A continuación un vídeo grabado en una playa de Nantucket, una isla situada a unos 50 Km de Cape Cod, en Massachusetts, EE.UU.

 

www.sabercurioso.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *