¿Por qué sale a borbotones el agua de una botella?

Bueno, el agua o cualquier líquido. Y una botella o cualquier recipiente de boca estrecha.

Cuando ponemos una botella boca abajo para vaciar su contenido, éste no fluye continuamente, sino de manera interrumpida, a borbotones.

¿Por qué?

El agua ocupa toda la obertura y no permite que entre nada, pero sobre el líquido tenemos aire que ejerce presión. Así que cuando ya ha salido un poco de agua hay más espacio para el aire, y éste se expande ocupando mayor volumen. Según la ley de Boyle el aumento de volumen viene acompañado de un descenso proporcional de la presión. Y como el aire ejerce menor presión sobre el agua que la que ejerce el aire del exterior, el flujo se detiene.

Ahora le toca el turno al aire del exterior que pasa hacia el interior para igualar presiones, formando unas burbujas ascendentes. La presión interna vuelve a subir y el agua vuelve a salir.

Y el proceso se repite, siguiendo este mecanismo de sustitución, provocando que el líquido salga a borbotones.

El resultado es que la botella se vacía muy despacio.

¿Y qué podemos hacer para que la botella se vacíe más rápido?

Simplemente con inclinarla un poco, separándola de la vertical, permitiremos que salga agua y entre aire a la vez, acelerando el proceso.

Y si queremos mantenerla perpendicular, bastará con imprimirle un ligero movimiento circular para que se forme un remolino que haga que el agua se desplace hacia los bordes y en el centro quede un canal por el que aire pueda pasar libremente.

www.sabercurioso.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *