El porqué del efecto óptico (7)

¿Hacia qué lado giran los puntos amarillos? ¿Y los rojos?

¿Giran ambos en la misma dirección? ¿O en direcciones contrarias?

Pues… como tú quieras.

En esta ilusión óptica se suceden imágenes ligeramente distintas que dan sensación de movimiento, pero son lo suficiente ambiguas para permitir diferentes interpretaciones.

Cuando vemos una imagen ambigua o indefinida, nuestro cerebro interpreta la información de acuerdo a la almacenada en nuestra memoria y le da un significado que tenga sentido. Aunque si nos obligamos a pensar en otra cosa, la interpretación puede cambiar.

Si ves los puntos ojos girando, por ejemplo, hacia la izquierda, piensa que en realidad están girando hacia la derecha. En unos instantes así lo verás.

Lo mismo con los puntos amarillos o con la coincidencia de giro de ambos colores.

Lo más habitual es que veas todos los puntos girando en la misma dirección. Pues bien, ponlo en duda, piensa que unos pueden estar girando en el sentido de las agujas del reloj (dextrógiro) y otros en el sentido inverso (levógiro) y así lo verás.

Cuando le cojas el tranquillo podrás hacerlos girar a voluntad.

www.sabercurioso.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *