¿Por qué se enfría un aerosol cuando lo utilizamos?

aerosol

Seguro que te has dado cuenta de que un aerosol se enfriaba en tu mano al utilizarlo.

Ya fuera un desodorante, un insecticida o un bote de espuma de afeitar… o quizá estabas recargando un encendedor, el bote se enfrió y al resbalar la válvula te echó un chorro de gas helado en la mano.

Pero… ¿cómo se ha enfriado si estaba a temperatura ambiente antes de usarlo?

El gas del aerosol se encuentra en estado líquido por la presión a la que está sometido. Al presionar la válvula y disminuir así la presión interna, el gas se expande y pasa del estado líquido al gaseoso.

Y cuando un gas se expande, sus moléculas deben vencer las fuerzas de atracción entre ellas. La energía necesaria proviene de la energía cinética de las moléculas lo que se traduce en una disminución de la velocidad y de la temperatura.

El proceso está recogido en el efecto Joule-Thomson que nos dice que si un gas se expande libremente, su temperatura disminuye, pues la distancia entre sus moléculas es mayor y su energía se diluye en un mayor volumen.

Así, para una presión constante, un gas tendrá una temperatura de inversión de Joule-Thomson, sobre la cual la compresión del gas causa un aumento de temperatura, y por contra, la expansión del gas causa un enfriamiento.

En la mayoría de los gases y a presión atmosférica, esta temperatura es mucho mayor que la temperatura ambiental, y por ello la mayoría de los gases se enfrían al expandirse.

www.sabercurioso.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *