Los sudokus

sudokus

El sudoku (números solos, en japonés) es un juego inventados a finales de los 70. Adquirió popularidad en Japón en la siguiente década y se le conoció internacionalmente en 2005, cuando numerosos periódicos empezaron a publicarlos en su sección de pasatiempos.

¿Y en qué consiste?

Consiste en una cuadrícula de 9×9 celdas, o sea, un total de 81 casillas, divididas a su vez en 9 grupos de 3×3 a los que se llama cajas o regiones.

Y el objetivo del sudoku es rellenar la cuadrícula de tal manera que no se repita el mismo elemento en la misma fila, el mismo elemento en la misma columna y el mismo elemento en la misma caja. Y digo elemento porque se podría rellenar con letras o símbolos o dibujos en lugar de números.

¿Qué significa esto? Pues significa que no es un juego matemático, simplemente se utilizan números porque son elementos conocidos de antemano. Así que no te eches para atrás si el cálculo no es lo tuyo, pues no se ha de calcular nada.

Así tenemos que los números del 1 al 9 se irán repitiendo a lo largo de la cuadrícula con las siguientes salvedades:

  • Cada columna debe contener todos los números de 1 al 9 (no puede faltar ninguno y no se puede repetir ninguno)
  • Cada fila debe contener todos los números de 1 al 9 (no puede faltar ninguno y no se puede repetir ninguno)
  • Cada caja debe contener todos los números de 1 al 9 (no puede faltar ninguno y no se puede repetir ninguno)

Cada sudoku nos presenta una serie de números iniciales ya dados, a partir de los cuales empezar a buscar la solución. De la cantidad de números facilitados dependerá la dificultad del sudoku. Cuanto más, más fácil, lógicamente.

¿Y cómo se soluciona?

Pues siguiendo procesos lógicos de eliminación. En algunos casos serán muy evidentes y en otros no.

¿Recomendaciones?

  • Usar un lápiz por si se debe borrar o hacer anotaciones al margen
  • No anotar un número si no se está completamente seguro, pues un error hará que los errores se sucedan
  • Acudir a las filas, columnas o cajas con más números
  • Repasar de nuevo al colocar un nuevo número

Veamos mejor un ejemplo.

sudolu fácil

En este caso la primera caja y la novena contienen más números. Escojamos, por ejemplo la primera. Nos faltan el 2, el 6 y el 8. Vemos que en la primera columna ya hay un 6 y un 9 por lo que no pueden ocupar ninguno de los espacios vacíos de la primera columna. Y como el 9 ya está en la primera caja, eso nos deja una única posición para el 6, la posición central de la primera caja.

sudoku

¿Visto? Ahora solamente nos faltan el 2 y el 8. La presencia de un 2 en la primera fila, nos indica que el 2 debe ir en el ángulo inferior izquierda de la primera caja. Lo que también nos confirma la presencia de un 8 en la tercera fila, relegando el 8 de la primera caja a la única posición libre de ésta. ¡Ya tenemos una caja!

sudoku

Podríamos haber empezado por la última caja, a la que solamente le faltan también tres números. Aquí vemos que la existencia de un 1 en la última columna le invalida para ocupar ese puesto en la última caja. Por lo tanto el 1 va en la posición centras de la novena caja.

Y cojamos ahora, por ejemplo, la cuarta columna. Nos faltan el 1, el 2, el 6 y el 9. Veamos si alguno de ellos lo podemos colocar.

Probamos el 1. En la segunda caja y en la octava ya hay un 1, lo que nos deja la quinta caja. Aquí hay dos posiciones libres, pro la existencia previa de un 1 en a cuarta fila solamente nos deja un lugar.

sudoku

Fíjate que si escogemos el 2 en lugar del 1 y seguimos el mismo razonamiento, al eliminar filas solamente nos queda una posición posible. El cuadro superior izquierda de la quinta caja.

Con el 1 y el 2 colocados en la quinta caja, nos quedan solamente el 6 y el 8. Como hay un 8 en la cuarta fila, ahí va el 6 y el 8 en la que queda.

Y así, hasta solucionarlo. Fácil ¿no?

Pues sí, fácil porque contamos nada menos que con 37 números ya dados. Con 28 o así ya cuesta bastante más y con 23 ni te cuento. Parece ser que 17 números dados es el mínimo para que el sudoku tenga solución única.

Cuando son más difíciles suele ocurrir que te encalles hasta que encuentres la única posición que puedes rellenar con seguridad, lo que a su vez genera una nueva única posición a rellenar con seguridad.

También puedes anotar en un margen o en la misma casilla los dos números que pueden ir en un posición para ver si una deducción posterior te permite decidirte por uno con seguridad.

También puedes probar. ¿Y si aquí va tal número? Y si la deducción te lleva a cometer repetición, escoge entonces la otra alternativa.

En fin, aquí cada uno puede desarrollar sus propios mecanismos de deducción. Suerte.

www.sabercurioso.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *