¿Por qué tiramos monedas en las fuentes?

fuente

Sí, eso, ¿por qué?

Es que es ver una fuente y nos entran ganas de tirar una moneda. Y si en el interior de la fuente vemos depositadas monedas que alguien tiró con anterioridad, las ganas son irresistibles.

¿Qué es? ¿una moda? ¿una costumbre?… Es una superstición.

Sí, como la de evitar pasar por debajo de una escalera o evitar cruzarse con un gato negro.

¿Y de dónde viene?

El agua es fuente de vida. El principio o Arge de todas las cosas para el filósofo Tales de Mileto. Símbolo de fertilidad y maternidad para los egipcios, ya que las periódicas crecidas del Nilo anegaban los terrenos haciéndolos aptos para el cultivo y permitiendo el florecimiento de la cultura egipcia. La fértil vega entre los ríos Tigris y Éufrates que facilitó el auge de las civilizaciones mesopotámicas. El Ganges río sagrado de la India en el que se sumergen las gentes para purificarse. Y… muchos ejemplos que vienen de todas partes, dado el carácter universal del agua.

Así desde tiempos remotos el agua se ha asociado a la vida, la fertilidad, la maternidad, la salud, y se le han otorgado propiedades curativas, religiosas y mágicas. Si un agua termal curaba una dolencia, si el agua de una fuente reconfortaba un cuerpo exhausto, si un poco de agua limpiaba una herida… todo ello se consideraba algo beneficioso y había que agradecerle a los dioses (cada cual según su creencia) las bondades del agua.

Así también se creía que las aguas cerradas como las de un pozo, cueva, lago o fuente, tenía propiedades curativas porque deidades moraban allí. Y se les hacía una ofrenda y se les hacían peticiones relacionadas con la salud.

De ahí a que los deseos pasasen de motivos de salud a motivos diversos, y que las ofrendas pasasen a ser monetarias, hay un proceso que tardó un cierto tiempo. Hasta llegar a los pozos a los que se piden deseos o a las fuentes a las que se lanza una moneda para pedir amor.

¿Y por qué tiramos monedas a las fuentes?

Pues por un proceso mimético que tiene su origen en antiquísimas supersticiones.

Nota sabionda: Las monedas no se pueden dejar en lugares muy visitados como la Fontana di Trevi. Diariamente los turistas arrijan unos 4.000 euros (millón y medio de euros al año aprox.). El dinero «recaudado» se destina a proyectos solidarios en la ciudad de Roma.

www.sabercurioso.es

Entrada elaborada a partir de la información ofrecida aquí, aquí, aquí y en otros sitios más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *