¿Por qué las pelotas de tenis son amarillas?

pelotas de tenis

Que sean amarillas y no de otro color es algo que tenemos asimilado. Pero no siempre fue así.

En los inicios de este deporte las pelotas eran mayoritariamente blancas, e incluso negras en alguna ocasión. Entonces… ¿por qué se cambió? El color blanco, como por ejemplo el de las pelotas de golf, parece adecuado.

El motivo es ajeno al propio deporte.

Ocurre que, con la popularización de la televisión en color en los 70, el seguir la trayectoria de la pelota resultaba mucho más difícil para el espectador. Cuando se retransmitía en blanco y negro, que la pelota fuera blanca era ideal. Se veía perfectamente y no había problema en seguir su trayectoria. Pero con la llegada del color, esto cambió.

Así que la ITF (Federación internacional de tenis) cambión en 1972 al color amarillo, siguiendo los resultados de un estudio que mostró que el color amarillo hacía a las pelotas más visibles para la audiencia, en concreto un amarillo algo chillón que recibe el nombre de amarillo óptico.

El cambio no fue radical, si no que se fue realizando poco a poco a lo largo de los años. Los últimos en adoptar el cambio fueron los británicos en su torneo de Wimbledon 14 años más tarde.

www.sabercurioso.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *