Cascadas de niebla

niebla

¿Una cascada de agua? Vale. Pero, ¿una cascada de niebla?

Pues, sí. También existen, aunque en menor número.

Las cascadas o cataratas de agua se producen generalmente en zonas de montaña al condensarse el vapor de agua, cuando el aire entra en contacto con una superficie fría.

¿Y cómo va la cosa?

Cuando el aire se enfría al entrar en contacto con la tierra puede producir unas capas de nubes bajas que conforman la niebla. Si en esta situación sopla el viento, la niebla se desplaza hacia las laderas, barrancos o acantilados. La mayor densidad de la niebla la hace descender lentamente, de una forma que recuerda una caída de agua.

Son un bonito espectáculo natural. Si no has visto una en vivo, puedes ver el siguiente vídeo. Y si ya la has visto… también.

www.sabercurioso.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *