Los osos de agua

oso de agua

Los tardígrados, también llamados osos de agua (por su aspecto y movimientos al desplazarse) son unos invertebrados microscópicos con un cuerpo similar al de una oruga, con ocho patas que acaban en una especie de garras y un orificio circular en la cabeza.

Son considerados organismos extremófilos, esto es, resistentes a condiciones extremas.

Aunque viven habitualmente en el agua que cubre musgos, líquenes y helechos, también pueden habitar en mares y ríos. Pero lo que los caracteriza es su capacidad de supervivencia en ambientes extremos.

Estos organismos de unos 500 µm de longitud media son capaces de soportar presiones muy altas de casi 6000 atm y de sobrevivir al vacío del espacio exterior, a la radiación de fondo y a los rayos ultravioleta.

Soportan un rango de temperatura que va desde los -200 ºC a los 150 ºC y en situaciones medioambientales extremas pueden entrar en un estado de animación suspendida conocido como criptobiosis o estado anhidrobiótico, mediante un proceso de deshidratación por el que pasan de tener el habitual 85 % de agua corporal a quedarse con tan solo un 3 %.

Esta situación puede prolongarse por diez años o más y recuperar su actividad metabólica normal al volver a entrar en contacto con agua para su re-hidratación.

son capaces de mantener una deshidratación prolongada por diez años o más y a volver a reanudar su actividad metabólica al volver a obtener agua.

Así no es de extrañar que se les pueda considerar los animales más indestructibles del planeta.

oso de agua

www.sabercurioso.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *