Viviendo bajo tierra

ciudad minera

Eso es lo que hacen los habitantes de Coober Pedy, una ciudad al norte de Adelaida, en Australia.

Viven bajo tierra y con luz eléctrica, aire acondicionado, agua (cuando no hay sequía), internet y demás comodidades modernas. Pero no solamente una vivienda o dos, se trata de toda una ciudad con sus correspondientes servicios comunitarios, su iglesia, su hotel, sus restaurantes…

¿Y por qué viven bajo tierra? ¿por capricho?

Pues no, lo hacen para resguardarse de las tormentas de arena y de las altas temperaturas que en verano alcanzan los 48 grados por el día y que caen en picado por la noche, como es típico del clima desértico.

Y si hace tanto calor y hay escasez de agua porque no hay apenas lluvias y hay tormentas de arena y demás… ¿por qué viven ahí?

Cober Pedy es una ciudad minera. En 1917 se puso en marcha la mayor mina de ópalo del mundo. Pronto acudieron soldados que regresaban de la Primera Guerra Mundial y más tarde mineros de todo el mundo para explotarla y la población aumentó rápidamente. En la actualidad la ciudad tiene una población de más de 3.500 habitantes de 45 nacionalidades diferentes.

Conforme se iban abriendo nuevos túneles y galerías mineras, se rehabilitaban las viejas minas como vivienda para los mineros y sus familias, adaptando las galerías existentes.

bajo tierra

bajo tierra

bajo tierra

bajo tierra

Nota sabionda: El nombre deriva del término aborigen kupa-piti, ‘agujero del hombre blanco’.

www.sabercurioso.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *