Sociedad

¿Por qué son sagradas las vacas en la India?

Las vacas son consideradas un animal sagrado en la India. Deambulan a sus anchas por la ciudad y las alimentan como un acto de fe. Están protegidas por ley y no se les puede causar daño, ni siquiera apartarlas de tu camino (son los hindúes los que se apartan) y si se paran en mitad de una carretera impidiendo el paso de los coches hay que esperar a que se decidan marcharse o dar media vuelta.

¿Por qué? ¿por qué se trata así a estos animales en un país con una mayoritaria parte de su población en los umbrales de la pobreza?

Esto es así porque en el hinduismo —la religión predominante en la India— la vaca es considerada un símbolo de fecundidad y maternidad debido a su leche y se la venera en un marco de respeto por todos los animales, cuyo sacrificio se prohibe.

Pero… ¿hay algún motivo para que el hinduismo considere así a estos animales?

El crecimiento demográfico en la India provocó la reducción de las tierras de pasto en favor de los cultivos de hortalizas, para alimentar directamente a la población hindú.

Como resultado, la población de bovinos disminuyó y los ejemplares fueron entonces conservadas por su leche y abono.

Con el paso de los siglos, ésta fue aumentando progresivamente su número hasta la actualidad, en la que la India posee la mayor población de vacunos del mundo (unos 193 millones de Bos indicus).

En una economía agraria con baja industrialización, las vacas son más útiles vivas que muertas: proveen leche para la alimentación de la población y bueyes, fuerza motriz para el trabajo en el campo y fuente de estiércol (principal abono en la India).

El precepto religioso impide que, en una mala época, los hindúes se coman a un animal que es más conveniente mantener vivo.

www.sabercurioso.es

¿Por qué comemos palomitas en el cine?

Es una costumbre muy extendida, sin duda. Pero… ¿cuál es su origen?

Pues proviene de los Estados Unidos de Norteamérica, como tantas y tantas costumbres impuestas por su poderío económico.

Resulta que entre 1929 y 1933 —la época de la Gran Depresión— más de trece millones de norteamericanos se encontraban en el paro. Y el principal medio de evasión era el cine, un espectáculo asequible para todos los bolsillos. Así que la población acudía en masa a las salas de proyección.

Y mientras visionaban la película comían algo, como hacían en sus hogares. Pero sus limitados recursos solamente les permitían comer algo muy barato. Y si algún alimento abunda en los USA son los granos de maíz. ¿Qué podía ser entonces mejor que las palomitas de maíz?

El público se las traía de casa, pero las propias salas empezaron muy pronto a ofrecerlas.

En la década de los 50, el empresario Jim Vicary decidió lanzar una campaña que incitaba a consumir Coca Cola y palomitas en el cine, a través de mensajes muy breves y subliminales que insertaba en los guiones de las películas. El resultado fue espectacular, pues la venta de este refresco aumentó en un 18%, mientras que la demanda de palomitas de maíz creció un 57,5%.

Muy pronto las salas de proyección obtuvieron beneficios de hasta el 2.500% por la venta de palomitas. Si a esto añadimos que el punto se sal nos crea una sed que podemos paliar comprándoles un refresco… miel sobre hojuelas.

 

 

Nota sabionda: Es más frecuente de lo que se cree que los beneficios por la venta de palomitas, refrescos y demás golosinas que se ofrecen en las salas de proyección, supere al beneficio obtenido por la venta de entradas.

www.sabercurioso.es

Entrada elaborada a partir de la información ofrecida aquí, aquí y en otros sitios más.

Curiosidades del calendario

¿Por qué unos meses tienen 30 días y otros 31? ¿Y por qué febrero tiene solamente 28? ¿Y por qué son 29 en un año bisiesto? ¿Y cuáles años son bisiestos y por qué? ¿Y por qué no se añade ese día extra al final del año en diciembre en lugar de en febrero? ¿Y por qué se llama bisiesto ese año con un día más? ¿Eh? ¿Eh? ¿Por qué? ¿Por qué?

Estas y otras preguntas acerca del calendario seguro que se las ha planteado algún que otro/a curioso/a. Vamos a dar cumplida respuesta a continuación.

Antes de la reforma del calendario llevada a cabo por Julio César, el año romano comenzaba en el mes de marzo al relacionar el inicio del año con el “inicio” del ciclo de vida que supone la primavera. Y tenia 10 meses de 36 días, más 5 días al fin del mismo, dedicados a las fiestas de las saturnales.

Así septiembre era el séptimo, octubre el octavo, noviembre el noveno y diciembre el décimo. Nótese el uso de la raíz latina en el nombre del mes.

A partir de la reforma juliana, el año pasó a tener 12 meses —de 30 ó 31 días— incorporando a fin del mismo dos meses, que se llamaron enero y febrero. Los meses de 31 días eran los impares: marzo, mayo, quinto, séptimo, noveno y enero. Y los de 30 eran los pares: abril, junio, sexto, octavo y décimo. A febrero le correspondieron 29 (30 los años bisiestos) para obtener los 365 días.

A Cayo Julio César se le brindó el honor de designar un mes con su nombre, y el escogido fue el quinto mes, que a partir de la reforma juliana se llamó julio. Su hijo adoptivo, Cayo Julio César Octaviano, que fue designado emperador —con el título de augustus— asumió el poder absoluto dando origen al Imperio Romano. En su honor se llamó agosto al mes sexto, pero, dado que el mes sólo tenía 30 días y no podía ser que el Imperator Augustus tuviera un mes con un día menos que su padre, resolvieron agregarle un día más que tomaron del último mes, pasando febrero de tener 29 días a tener 28.

Como así habían tres meses seguidos con 31 días, se alteró la duración de los siguientes, pasando septiembre a tener 30, octubre 31, noviembre 30 y diciembre 31.

El año bisiesto fue una innovación del calendario juliano elaborado por el astrónomo griego Sosígenes de Alejandría por encargo de Julio César, que lo difundió por todo el Imperio Romano en el año 46 a.C.

Ocurre que existía un desfase entre el año solar (el tiempo que tarda la Tierra en orbitar alrededor del Sol es de 365 días y 6 horas) y el año cronológico de 365 días. Así, cada cuatro años se reúnen las horas suficientes para formar el día suplementario.

Este añadido hace que el año bisiesto tenga 366 días. Este día extra se añade al final del mes de febrero, por lo que este mes pasa a tener 29 días.

Y este día extra se le añade al mes de febrero, no solamente por ser el más corto, sino por ser el último del año. Así Julio César decretó que el 23 de febrero, día de Terminalia, tuviese 48 horas cada cuatro años.

Comoquiera que los romanos nombraban los días de los meses en referencia a las calendas (primer día de cada mes) y los idus (día 15 de marzo, mayo, julio y octubre, y 13 de los demás meses), el día suplementario se conoció como bis-sextus dies ante calendas martii (repite el sexto día antes del primero de marzo). El nombre es demasiado largo, así que lo de bis-sextus derivó a bisiesto.

Posteriormente, el calendario gregoriano, introducido por el Papa Gregorio XIII en el año 1582, modificó la periodicidad de los años bisiestos para regularizar el desajuste acumulado desde la implantación del calendario juliano, para lo que dispuso 97 años bisiestos cada 400 años. Ocurre que la duración del año solar es exactamente de 365 días, 6 horas, 13 minutos y 59 segundos 365 días, 5 horas, 49 minutos y 12 segundos, así que, con el calendario juliano resultaba un año civil de 365,25 días y, por lo tanto, sólo 0,0078 días más largo que el año solar verdadero.

La modificación introducida en la regla de los bisiestos, y que redujo la diferencia a 0,0003 de día, fue seguir considerando bisiestos los años múltiplos de cuatro excepto el último de cada siglo cuyas centenas no sean múltiplo de cuatro. Así que el año 2000 lo fue, pero no lo será el 2100. La regla gregoriana de los años bisiestos se podría enunciar como sigue: “Un año es bisiesto si es divisible por 4, a menos que sea divisible por 100 y no por 400″.

 

 

Nota sabionda: El calendario gregoriano es el utilizado en la actualidad por las naciones cristianas, a excepción de las que siguen el cisma griego que utilizan el calendario juliano, al igual que las naciones musulmanas.

Nota sabionda: El calendario juliano que entró en vigor el 1 de enero del 45 a.C. supuso que el año 46 a.C. —conocido como “el año de la confusión”— tuviera 15 meses. Concretamente se le añadieron 85 días, distribuidos en dos meses entre noviembre y diciembre (uno de 33 días y otro de 34 días) y otro mes intercalado en el mes de febrero. Con ello consiguieron que el calendario se correspondiera con las estaciones, cosa que ya no ocurría merced al desfase.

Nota sabionda: Para que la fiesta de Pascua coincidiera con la llegada de la primavera, el calendario gregoriano restó 10 días al año 1582, de tal manera que a al 4 de octubre no le siguió el 5 de octubre, si no el día 15 de octubre. Así, en el año 1583, el equinoccio vernal tuvo lugar el 21 de marzo.

Nota sabionda: El calendario gregoriano no se adoptó en Gran Bretaña hasta 1752, en Rusia hasta 1918 y en Turquía hasta 1927.

www.sabercurioso.es

Entrada elaborada a partir de la información cedida por 1de3.es.

¿En qué país se ha emitido un billete de euros?

Es la moneda única europea. Pero se imprimen y emiten billetes en diversos países que han adoptado el euro como moneda, no en uno solo.

¿Así que el billete que tengo en mi cartera (si es que me queda alguno) puede haber sido emitido en otro país? Pues claro, ¿por qué no?

Distinguir que una moneda ha sido acuñada en otro país es fácil: basta con observar el motivo de su anverso. Pero también es muy fácil distinguir un billete de otro si se sabe cómo.

Para saber en qué país se ha emitido un billete es suficiente con fijarse en la letra del número de serie. Cada país tiene su propia letra. Así que bastará un vistazo a la siguiente tabla para saber el país de origen de un billete.

Parece que esas letras hayan sido adjudicadas aleatoriamente, pero no ha sido así. Primero se han ordenado los países en orden alfabético según el nombre del país en su idioma oficial. Y después se han emparejado en orden inverso con el alfabeto.

Eso sí, se han mantenido algunas peculiaridades:

Los códigos: W (Dinamarca), K (Suecia) y J (Reino Unido) están reservados para miembros de la UE que no están en la eurozona, mientras que R (Luxemburgo), F (Malta) y G (Chipre) están reservados para países que, aún estando en la eurozona, no emiten billetes de Euro.

Las posiciones de Dinamarca y Grecia fueron cambiadas, puesto que la Y es también una letra del alfabeto griego, mientras que la W no lo es.

La Q, la O y la I, no se utilizan.

Con esta información es muy fácil saber de qué país proviene el billete de la siguiente imagen. Que aunque se trate de un simple ejemplo vamos a hacerlo con clase: con uno de 500.

 

 

Nota sabionda: Los nombres de los países en su lengua original son: België (Bélgica), Ελλάδα (Grecia), Deutschland (Alemania), Danmark (Dinamarca), España, France (Francia), Èire (Irlanda), Italia (Italia), Luxembourg (Luxemburgo), Nederland (Holanda), Österreich (Austria), Portugal (Portugal), Suomi (Finlandia), Sverige (Suecia), United Kingdom (Reino Unido), Slovenija (Eslovenia), Κύπρος (Chipre), Malta (Malta), Slovensko (Eslovaquia), Eesti (Estonia).

www.sabercurioso.es

Entrada elaborada a partir de la información ofrecida aquí, aquí, aquí y en otros sitios más.

¿Cómo se calcula el número de asistentes a una manifestación?

A juzgar por las diferencias —en algunos casos extremas— entre la contabilización realizada por el o los organismos convocantes y los organismos contra los que se convocan las manifestaciones, tal parece que la contabilización se realice a voleo.

Y aunque, sin duda, se realizan exageraciones tanto en uno como en otro sentido, la contabilización en sí tiene una base matemática.

Las Fuerzas de Seguridad acuden a expertos, propios y/o externos, para realizar la valoración de asistencia. Estos expertos utilizan diferentes fuentes:

-videos y forografías aéreas, tomadas desde un helicóptero o desde azoteas de edificios altos
-fotografías y valoraciones de densidad realizadas por técnicos en diferentes puntos
-planos del recorrido

En primer lugar se calcula la superficie ocupada por la manifestación, un dato fácilmente obtenible de los planos de la ciudad en cuestión. A este dato se le resta la superficie ocupada por arboleda, mobiliario urbano y demás que ocupe un espacio por el que no puede transcurrir ningún manifestante.

A este dato objetivo se aplican ahora datos subjetivos, como es valorar cuantas personas ocupaban un mismo metro cuadrado en el momento de mayor afluencia. Para ello están las imágenes aéreas y las imágenes y valoraciones técnicas a pie de calle.

Con programas informáticos se individualizan y numeran las personas que aparecen en zonas con diferente grado de concentración. Y sobre estos datos se realiza una simple multiplicación.

La densidad suele ir de una persona a cuatro por metro cuadrado, aunque en países árabes puede ser fácilmente de seis personas por metro cuadrado.

Que por un lado se aplique una densidad de un manifestante por metro cuadrado y por otro una densidad de cuatro manifestantes por metro cuadrado, ofrece diferentes valoraciones globales, Y la exageración añadida ofrece totales para todos los gustos.

www.sabercurioso.es

¿Se pueden visitar las Cuevas de Altamira?

Pues no, no se puede.

Y no se puede por el bien de las propias pinturas. De abrir las cuevas al público, los hongos y las bacterias que ha colonizado sus paredes se extenderían y dañarían de manera irreversible las pinturas rupestres.

Se ha comprobado que las paredes más próximas a la entrada de la cueva han sido colonizadas por microorganismos, que aprovechan las corrientes de aire creadas por el paso de los visitantes para desplazarse y extenderse hacia el interior, como demuestra el hecho de que algunas de estas colonias ya han afectado las pinturas de la Gran Sala de los Polícromos. Además, los cambios de temperatura y de humedad provocados por la presencia humana también contribuirían a su proliferación.

El deterioro de las pinturas desembocó en un primer cierre que se llevó a cabo en 1977 y finalizó en 1982, año en que se reabrieron las cuevas con un límite de 11.000 visitantes/año, muy lejos de las 175.000 visitas de 1973.

Con las apariciones de manchas blancas —debidas a la presencia de microorganismos que proliferan con la luz— se optó por cerrar las cuevas al público de nuevo en 2002. Las listas de espera que se iniciaron ya se han completado y no se admiten más solicitudes por la imposibilidad de garantizar una visita con tan largos plazos.

A fecha de hoy no hay fecha prevista para su reapertura, si es que esta se ha de producir.

La alternativa es visitar el museo de Altamira, uno de los museos más visitados de Cantabria que se encuentra muy cerca de la entrada a la cueva original. El museo contiene una reproducción exacta de la cueva original realizada utilizando las últimas tecnologías.

 

 

Nota sabionda: Los microorganismos ya causaron daños irreparables hace más de medio siglo en las pinturas prehistóricas de Lascaux (Francia), que han permanecido cerradas al público desde 1963.

Nota sabionda: Sobre las pinturas de Altamira, Picasso dijo: “Después de Altamira, todo es decadencia.”

Nota sabionda: Las Cuevas de Altamira son Patrimonio de la Humanidad desde 1985.

www.sabercurioso.es

Los nombres de los periodos geológicos

En el invierno de 1807 se reunieron en la Freemasons Tavern londinense de Long Acre, Covent Garden, los trece socios fundadores de la Sociedad Geológica. En unos diez años el número de socios aumentó hasta los 400 —todos caballeros por supuesto— lo que nos da una idea aproximada del interés suscitado en la época por esta rama del conocimiento.

Ellos establecieron una escala de tiempo geológico que se ha mantenido en líneas generales a pesar de los múltiples cambios introducidos que la han mejorado. Aunque no hay unanimidad en las fechas sí que existe acuerdo en dividir el tiempo geológico en bloques de años relacionados con acontecimientods o alteraciones importantes y en los propios acontecimientos. Como la edad de la Tierra es de aproximadamente 4600 millones de años, cuando se habla de tiempo geológico la unidad base es el millón de años.

No trataremos acerca de los métodos de datación y demás técnicas empleadas por la geología y la paleontología; en cambio sí hablaremos del porqué de los nombres escogidos para las diferentes eras y periodos.

Las principales eras son: Precámbrica, Paleozoica, Mesozoica y Cenozoica.

El Paleozoico se divide a su vez en diferentes periodos: Cámbrico, Ordovícico, Silúrico, Devónico, Carbonífero y Pérmico.

El Mesozoico se divide a su vez en diferentes periodos: Triásico, Jurásico y Cretácico.

El Cenozoico se divide a su vez en dos periodos: Terciario y Cuaternario.

El Terciario se divide a su vez en diferentes épocas: Paloeceno, Eoceno, Oligoceno, Mioceno y Plioceno.

El Cuaternario se divide a su vez en: Pleistoceno y Holoceno.

En cuanto a los orígenes de sus nombres, el Paleozoico hace uso de la raíces griegas paleo ‘antiguo’ y zoo ‘vida animal’, con el significado de ‘vida antigua’. El Mesozoico hace lo propio con meso ‘media’, con el significado de ‘vida media’ y el Zenocoico con el significado de ‘vida reciente’.

Como los ingleses eran los más activos en los primeros años de esta disciplina, predominan en el léxico los nombres ingleses.

Los estratos del Cámbrico se estudiaron por primera vez en Gales y tomaron su nombre de Cambria, el antiguo nombre romano de esta región de la Gran Bretaña.

El Ordovícico debe su nombre a una tribu que vivió antiguamente en Gales, los ordóvices. Las rocas que cuentan la historia de este período se encontraron y estudiaron por primera vez en Gales. Al igual que el Silúrico debe el suyo a la tribu de los silures por el mismo motivo.

El período Devónico debe su nombre a un condado. En la década de 1.830, los geólogos Adam Sedgwick y Roderik Murchison estudiaron las capas de roca arenisca, caliza y pizarra del condado de Devon, Inglaterra. Estas capas se formaron hace unos 400 millones de años. En 1.839, sugirieron la adopción del nombre Devónico para este período geológico.

El período Carbonífero debe su nombre al carbón, que inició su vida como plantas hace unos 300 millones de años, en este periodo. Cuando los árboles muertos y otros vegetales caían en los pantanos, quedaban cubiertos de lodo y con el tiempo pasaron a formar lo que llamamos turba que, al comprimirse, se convirtió en carbón.

Con el aumento de las prospecciones geológicas en otros lugares, empezaron a aparecer nombres de todas partes. El Pérmico debe su nombre a Perm, una antigua provincia rusa en los montes Urales, en la que se realizaron muchos descubrimientos relativos al periodo.

El periodo Triásico recibe su nombre del prefijo latino tri- ‘tres’, y alude a las tres diferenciadas capas de roca que se depositaron durante el mismo.

El nombre de Jurásico alude a las montañas del Jura, la cordillera que divide Francia y Suiza y que se formó durante este periodo.

El nombre Cretácico procede de la palabra latina creta ‘greda, tiza’, haciendo referencia a las capas de tiza y esquisto que en aquellos días se amontonaron sobre el lecho de los mares.

Charles Lyell —uno de los más influyentes de aquellos primeros geólogos— introdujo en sus Principios de geología, unidades adicionales conocidas como épocas o series a los que dotó de nombres de una vaguedad muy atractiva al utilizar raices griegas: paleo ‘antiguo’, eo ‘temprano’, oligo ‘pocos, pequeño’, mio ‘menos, menor’, plio ‘más’, pleisto ‘el más’, holo ‘completo, todo, entero’. Así el Pleistoceno sería “el más reciente”, el Mioceno sería “el moderadamente reciente” y el Paleoceno el “más antiguo”.

www.sabercurioso.es

Texto de la entrada cedido por 1de3.es.

La Torre Eiffel japonesa

¿Una torre Eiffel japonesa?

Bueno, no se llama así. Su nombre es Nihon Denpa To (torre japonesa de ondas eléctricas), se la conoce popularmente como Tokyo Tower y, eso sé, fue diseñada a semejanza de la Torre Eiffel de París, a la que supera en altura.

La construcción de esta gran antena metálica blanca y naranja —que funciona como antena de transmisión de señales analógicas y digitales— finalizó en 1958, alcanzando una altura de 333 metros.

La Tokyo Tower está en el distrito de Minato, relativamente cerca del núcleo de la ciudad, y desde su observatorio superior, situado a unos 250 metros, se puede comprobar que las tonalidades de la ciudad no son solamente grises, también se puede ver el azul del mar, el verde de los jardines del Palacio Imperial y del Santuario Meiji. Y en ocasiones favorables, hasta el blanco de la nieve de la cima del monte Fuji.

En Japón se ha emitido tanto en televisión analógica como digital terrestre con ayuda de la torre, pero la tendencia es dejar la primera en beneficio de la segunda. La Torre de Tokio no es adecuada para la emisión de señal en digital, pues su altura es escasa para que este tipo de señales de altas frecuencias lleguen con claridad a lugares rodeados por bosques o edificios muy altos.

Por ello se empezó la construcción de una nueva torre en julio de 2008. Esta torre —conocida como Nueva Torre de Tokyo, aunque su nombre oficial es Tokyo Sky Tree— es una torre con forma de trípode que alcanza una altura de 610 metros y que tiene prevista su inauguración para mayo de 2012.

www.sabercurioso.es

Las suegras de los príncipes Disney

Son muchas las heroínas Disney, las protagonistas de sus largometrajes animados. Algunas de ellas son princesas, y todas ellas tienen a su príncipe. ¡Qué bonito!

Y estos príncipes tienen su propia princesa, un suegro en la mayorías de los casos, pero… ¿suegra? ¿Dónde están las suegras? ¡No tienen! ¡Qué curioso!

Ni el príncipe sosainas de Blancanieves, ni Aladdin, ni el capitán Smith, ni el príncipe Eric, ni, ni, ni…

¿Qué es lo que pasa? ¿Es que la terrible figura de la suegra no tiene cabida en el mundo de melindre de Disney? Porque no será por villanos sobrecogedores, que los tiene. ¿Qué mejor que una villana y además suegra? Como el caso de la Cenicienta, con la figura de la madrastra/suegra de pega.

En la ilustración mostrada a continuación se puede ver claramente la ausencia de suegras.

Faltan a posta los padres que tienen una mínima presencia y no intervienen prácticamente en las respectivas historias, como el padre de la Cenicienta, los padres de la princesa Tiana y los de Rapunzel. Aunque en estos dos últimos casos, y al ser trabajos más recientes, parece que se empeza a rellenar ese vacío “suegril”.

Junto a las princesas propiamente dichas, Blancanieves, Cenicienta, Aurora, Ariel, Jasmine, Pocahontas, Tiana y Rapunzel, aparecen otras heroínas Disney, como Bella, Mulan y Jane. Entre las princesas solamente Aurora tiene madre y, por consiguiente, el príncipe Felipe, suegra. Es la excepción que confirma la regla. Y entre las heroínas solamente Mulan tiene madre y, por consiguiente, Shang tiene suegra. Otra excepción.

Pero, pesar de estas evidentes lagunas, no deja de sorprender la ausencia de madres políticas. ¿Por qué? ¿Ande andarán?

www.sabercurioso.es

La caja negra

El término caja negra está muy difundido por las noticias. Y todos sabemos a lo que se refiere.

Pero no todo el mundo sabe que la caja negra ni es una, ni es caja ni es negra.

¿Y por qué la llamamos asi? Pues vamos a ver…

Caja negra, o black box, es un término genérico para designar equipos electrónicos de una aeronave, que se originó en la RAF durante la 2ª G.M. Las primeras cajas negras eran, literalmente, cajas con cubierta negra que contenían diferentes dispositivos para el lanzamiento de bombas. Más tarde el término se amplió para incluir diferentes aparatos de navegación. Y cuando se instalaron los primeros grabadores de datos de vuelo en las aeronaves civiles, se siguió utilizando el nombre sin importar el color que realmente tuvieran.

Si a este conjunto de aparatos se les llama caja negra es por una traducción literal del inglés black box, que alude al significado de “contenedor” más que de “caja” —en lo que respecta a box— y más al significado de “oscuro, secreto” que de “negro” en lo que respecta a black.

No hay que olvidar que si estamos frente a un mecanismo cuyo funcionamiento interno desconocemos, pero sí sabemos utilizarlo y proporcionarle lo necesario para obtener de él lo que queremos, también podremos llamarle black box.

El sistema de grabación de datos de vuelo contenido en la caja negra consta de tres unidades: la grabadora de conversaciones, situada en la parte delantera del aparato, la unidad de adquisición de datos técnicos, colocada en la cola del avión y la unidad grabadora, que se suele colocar en la parte superior de la cabina. Gracias a la grabación y registro de 60 parámetros de vuelo, junto con las conversaciones entre la torre de control y el avión, los avisos a los pasajeros y el micrófono de ambiente de la cabina durante los últimos 30 minutos de vuelo, se pueden saber las causas de los accidentes para intentar ponerles remedio.

Ahora bien, estos aparatos recubiertos de un robusto armazón se pintan de color naranja brillante, de amarillo o de cualquier otro vivo color, para facilitar su localización en caso de siniestro.

A ver quién era el guapo que las encontraba pintadas de negro entre los restos de un avión accidentado.

www.sabercurioso.es

Texto de la entrada cedido por 1de3.es.